Vecinos afectados por el tren esperan a la Agencia de Seguridad

La manta de aislamiento puede ser la solución definitiva a la pesadilla de las 420 familias afectadas por el ruido y vibraciones del tren

La pesadilla de los vecinos de Zamora que durante años han soportado los ruidos y vibraciones del tres de Alta Velocidad a su paso por el túnel de Valorio y San José Obrero puede que llegue a su fin muy pronto, depende lo que tarde la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria en autorizar la ejecución definitiva del aislamiento de la vía.

Este jueves, el subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo se ha reunido con representantes de los vecinos afectados por el ruido y las vibraciones del tren, Francisco de La Iglesia y responsables de Adif para tratar este tema y ponerle solución cuanto antes.

En este sentido, García Bermejo espera “que el plazo sea corto sin aventurarse a dar fechas fijas puesto que a veces los tiempos en un órgano del Ministerio pueden alargarse”. Y es que, como bien ha confirmado el subdelegado, “esa autorización condiciona la ejecución plena de la obra” puesto que la Alta Velocidad circulará por la otra parte de la vía. Pero también, condiciona la instalación de la manta de aislamiento ante las vibraciones en el trazado de mil metros para su estado definitivo. Asimismo, García Bermejo ha puesto de manifiesto el interés por parte de Adif, que en esta reunión “ha quedado constatado”.

Por su parte, el portavoz de los afectados, Francisco de La Iglesia, ha expuesto que Adif reconoce el deterioro y que los propios vecinos “queremos creer en la buena fe de Adif y de la Subdelegación”. Asimismo, De La Iglesia ha señalado la cercanía del subdelegado con los vecinos y ha manifestado el compromiso de éste “a mediar y dar celeridad” para que se de a la mayor brevedad a este asunto y una solución.

Asimismo, el representante de los vecinos no solo ha resaltado que no se han solucionado los problemas sino que se han incrementando las vibraciones. “Las 420 familias percibimos una mayor vibración en los domicilios”. En este sentido, ante la respuesta de saber como funcionará la manta de aislamiento y si será la solución definitiva ambas partes consideran que hay que esperar, “estamos deseando que pase el primer tren para ver si funciona”.

No hay comentarios

Dejar respuesta