Amigos del Duero a por la cuarta plaza contra el Parquesol

El Filial amarillo recibe, en todo un clásico regional, este sábado a partir de las 17:00 horas en la Ciudad Deportiva Municipal

El Caja Rural viaja a Valladolid este domingo para discutir el cuarto puesto del campeonato con el Parquesol a partir de las 15:45 horas. Las de Sami viajan a Pucela, a uno de los campos difíciles de la categoría donde hasta el momento solo han podido puntuar el Olímpico de Madrid y el Madrid FF. Por lo tanto es un estadio difícil pero en el que no es imposible puntuar.

La principal virtud de las naranjas reside en su defensa, siempre está bien colocada y comete muy pocos errores, aunque dispone de jugadoras de muy alto nivel en todas sus líneas.

Las zamoranas se presentan en Valladolid con todo por ganar y nada que perder. Las amarillas poseen dos puntos a favor muy importantes, el buen juego que últimamente están desarrollando las de Sami y la moral que da la importante victoria del domingo pasado ante el San Pio a la que se suma la impecable imagen que dieron las del Caja Rural.

Máxima intensidad y concentración desde el minuto uno para no verse sorprendidas en los primeros instantes es una de las consignas de las amarillas para evitar tener que nadar contracorriente.

Para este encuentro el entrenador amarillo continúa con las bajas de Garzón y Aitana. Una jugadora del filial será la encargada de cerrar la convocatoria.
 
El Caja Rural B por su parte se enfrenta a uno de los equipos llamados al ascenso esta temporada en la liga regional, el recién descendido Salamanca FF. El Filial amarillo recibe, en todo un clásico regional, este sábado a partir de las 17:00 horas en la Ciudad Deportiva Municipal.

El partido es un derbi regional de esos que cualquier jugadora está deseando jugar durante toda la liga, ya que la rivalidad deportiva es mucha independientemente de que el trato entre clubs es inmejorable.

Las de Salamanca se presentan en Zamora con la obligación de ganar para escalar posiciones y centrarse en su objetivo de este año, regresar a la segunda división.

Por su parte, las amarillas esperan ansiosas el partido con un solo objetivo, la victoria. El equipo de Nacho Merino quiere continuar invicto en casa y lo va a intentar poniendo toda la carne en el asador este sábado.

La parte negativa del derbi la pone la gran cantidad de bajas con las que cuenta Nacho aunque las jugadoras que salten al campo este fin de semana lo van a hacer perfectamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta