Farinato Race: la superación al límite

Cientos de participantes superan los obstáculos de la prueba "más sacrificada"

Un instante de la 'Farinato Race'

Esfuerzo, resistencia, inteligencia, tesón, sudor y lágrimas es lo que se ha podido ver este sábado en el emblemático Bosque de Valorio en la celebración de la Farinato Race, en el corazón de la capital. Más de 500 ‘farinatos’, amantes del deporte, atletas o simplemente aficionados han participado en una prueba de obstáculos en la que lo importante no es ganar ni la distancia sino cruzar la meta y superar las dificultades encontradas a lo largo del trayecto.

El año pasado, Zamora se convertía en la primera ciudad en acoger la ‘Farinatón’, una carrera de 18 kilómetros llena de pruebas extremas de resistencia, velocidad o aplomo, y este año, la capital del Duero ha sido una de las primeras ciudades que ha recibido a la Farinato en homenaje a Cervantes como la ‘Farinato Cervantina’ y bajo el lema: “cada uno es artífice de su propia aventura”. Un lema, que ha motivado aun más a los incansables seguidores de la prueba deportiva, así como a todo aquel aficionado o no al deporte.

Redes electrificadas, alambradas de espino, cuestas empinadas, pirámides, reptar por el barro, trepar por cuerdas o escalar trincheras de neumáticos fueron algunos de los obstáculos que tuvieron que superar todos los participantes en las diferentes tandas que han formado la Farinato Race Cervantina. Una prueba llena de superación en la que la tónica general en los miles de participantes era su cara de sufrimiento, pero con el trazado recorrido se iba convirtiendo en una auténtica cara de superación y felicidad.

En cuanto a los vencedores de la prueba élite, los primeros en llegar con lágrimas y sangre fueron José Fernandez, que consiguió el primer puesto de La Farinatón seguido de Alfredo Miguel Calvo, ambos del mismo equipo ‘Atletas de Barrio’ y Fernando Solís en tercera posición.

De este modo, el Bosque de Valorio por tanto, se ha llenado de superación y de una batalla campal en la que se han alistado miles de zamoranos y visitantes para disfrutar un año más de esta “dura” prueba. Mañana domingo la Farinato volverá a inundar Zamora, esta vez con la prueba de 5 kilómetros.

No hay comentarios

Dejar respuesta