Toro mira hacia el futuro y ultima varios proyectos para 2017

Tomás del Bien: "Queda mucha ilusión. Y, sobre todo, queda el recurso del turismo para que nuestros hijos dejen de hacer maletas".

El alcalde de Toro, Tomás del Bien, valoraba hoy el paso de las exposición Las Edades del Hombre por la ciudad, que deja un balance de 241.000 visitas y un efecto dinamizador que se ha dejado notar fuertemente en la economía y el turismo local.

A pesar del cierre de la exposición, la oferta artística, patrimonial y cultural seguirá siendo importante al menos hasta el puente de diciembre, ya que seguirán abiertas las iglesias, la plaza de toros, la bodega histórica, para aguantar ese “tirón” previo a la Navidad. A partir de entonces, el alcalde apuesta por “mirar más hacia adelante, hacia el futuro”, y anuncia que el Consistorio toresano ya está trabajando en varios productos turísticos para 2017 que se presentarán a finales de este mes en la Feria de Turismo de Interior, Intur, en Valladolid.

“Sabemos que no podremos estar al nivel de programación cultural de este año, pero sí tener una oferta teatral y turística estable”, destaca Tomás del Bien. La idea es aprovechar al máximo la entrada de la primavera para maximizar el repunte del turismo que tradicionalmente registra Toro durante los meses de verano. El objetivo, transformar las 35.000 visitas anuales que registra la Oficina Municipal de Turismo en 80.000 ó 100.000.

“Antes el turista paraba el coche, veía la Colegiata y se marchaba”, explica el alcalde, quien cree que ahora el visitante tiene más motivos para quedarse en la ciudad. “El objetivo está cumplido. Las Edades nos han puesto en el mapa, pero no se ha descubierto nada, porque Toro tiene un legado patrimonial que sólo un par de ciudades mas tienen. Pero los turistas se han ido con ganas de ver más”. La propia Colegiata es un tesoro por descubrir, ya que quien haya visto AQVA ha visto un montaje pero no la verdadera esencia de esta joya del románico. “Se han ido con ganas de ver Sancti Spiritus, de pasear por Toro, de ir a sus bodegas…”.

Por ello, Tomás del Bien apuesta por “mirar hacia adelante, pedir hacia adelante, mirar al pasado no sirve de nada, si bien es cierto que no se ha sido justo con Toro”, pero reconoce que se ha dado un primer paso. Las Edades requiería la “implicación de muchas partes, y ahora se ha tomado conciencia de que el turismo es una fuente de riqueza y de empleo clave para aumentar la calidad de vida de las personas que viven en Toro y en el alfoz. Ahora tenemos que establecer políticas para convertir el casco antiguo de Toro en refencia turística y patrimomial”.

El buen sabor que deja las Edades del Hombre se resume así: “Queda mucha ilusión. Y, sobre todo, queda el recurso del turismo para que nuestros hijos dejen de hacer maletas”.

No hay comentarios

Dejar respuesta