La Junta concede 55.000€ a la Diputación para participar en Intur

Esta subvención se enmarca dentro de la convocatoria de ayudas destinadas a financiar actividades de comercialización, internacionalización, accesibilidad e innovación de la oferta turísticas

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Cultura y Turismo, concede 55.738 euros al Patronato de Turismo de la Diputación de Zamora para la actuación de comercialización de la oferta turística en la Feria Intur 2016. Esta subvención se enmarca dentro de la convocatoria de ayudas destinadas a financiar actividades de comercialización, internacionalización, accesibilidad e innovación de la oferta turísticas y de formación de personal vinculado al sector turístico para este año.

Además, la Consejería de Cultura y Turismo también ha resuelto la convocatoria de ayudas a Entidades Locales para financiar actuaciones de mejora de la calidad en las infraestructuras turísticas para el año 2016. A la provincia de Zamora se han destinado más de 158.000 euros, que se distribuyen en 48.446 euros al Ayuntamiento de Roales, 35.379 a la Mancomunidad Alta Sanabria, 32.619 euros al Ayuntamiento de Zamora, 14.263 euros al Ayuntamiento de Villadepera, 10.538 euros al Ayuntamiento de Bermillo de Sayago, 9.704 euros al Ayuntamiento de Fonfría y 7.428 euros al Ayuntamiento de Granja de Moreruela.

Asimismo, el Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado hoy la resolución de la convocatoria de subvenciones destinadas a financiar actuaciones dirigidas a fomentar la calidad del sector turístico de Castilla y León para este año y el 2017. De esta forma, la provincia de Zamora recibe un total de 89.626 euros, divididos entre nueve beneficiarios particulares de hostelería y restauración.

Entre las tres convocatorias de subvenciones, la provincia de Zamora recibe 303.000 euros para financiar actividades y fomentar la calidad del sector turístico en la región, así como la mejora de la calidad en las infraestructuras turísticas. El sector turístico de Castilla y León ha demostrado ser uno de los motores de la economía de nuestra región, dada su capacidad de generación de actividad y contribución a la creación y mantenimiento del empleo. Este potencial de crecimiento debe aprovecharse tomando en consideración su carácter dinámico, al ser un sector que se encuentra en continua evolución. Ello implica, entre otras, la necesidad de adaptación a las nuevas formas de promoción y comercialización, así como la internacionalización de nuestra oferta turística.

No hay comentarios

Dejar respuesta