La fauna salvaje ocasiona 840 accidentes de tráfico en Zamora

Los agricultores a los ecologistas: "Que vengan, que les damos pastos gratuitos para que vivan de un rebaño de ovejas, a ver si se atreven"

Las carreteras de la provincia de Zamora han registrado, en lo que va de año, un total de 840 accidentes de tráfico debido a la fauna salvaje. Así lo ha dado a conocer hoy el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, tras reunirse con las organizaciones agrarias, quienes han denunciado públicamente el incremento de la población de jabalíes, ciervos y lobos, con los cuantiosos daños que están ocasionando en las tierras de labor y en las ganaderías, especialmente de ovino.

Respecto a la siniestralidad en las carreteras, Castro ha admitido la “preocupación” por los niveles de peligrosidad alcanzados, y concretamente en la 631, que es la vía más conflictiva ya que atraviesa la Reserva Regional de Caza ‘Sierra de la Culebra’. El delegado ha admitido que “nunca ha habido un proyecto claro” para esta carretera, e informa de que se ha pedido hace tres semanas a la Subdelegación de Gobierno informes sobre los puntos en los que los accidentes son más frecuentes para adoptar medidas concretas en los cotos que se encuentren en estos puntos, sin que por el momento dispongan de estos datos.

Para los responsables de UPA, Coag y Asaja, la proliferación excesiva de la fauna salvaje en la provincia es un asunto que no puede esperar más, especialmente tras las tres cancelaciones de la reunión prevista con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Álvarez-Quiñones. “En Castilla y León hay 1.800 lobos, 400 de ellos en Zamora, esto es una auténtica plaga”, aseguran tajantemente. Tras la visita ayer de Ecologistas en Acción a dos explotaciones ganaderas, una de ellas en Pereruela, para demostrar que la convivencia entre ganado y lobo es posible, el responsable de UPA, Aurelio González, no duda en afirmar: “Que vengan, que les damos pastos gratuitos para que vivan de un rebaño de ovejas, a ver si se atreven”. Contabilizan ya más de un centenar de ataques reiterados, especialmente en la comarca de Sayago.

Durante el encuentro, las OPAS han reinvidicado la necesidad de un mayor control de las especies cinegéticas, con la agilización de los permisos para batidas y, especialmente, de las esperas de jabalíes, con el fin de poder atajar, rápidamente, los daños que ocasionan de forma reiterada determinados animales. Asimismo, proponen un control poblacional de la población de ciervo, especialmente de hembras, ya que la caza de los machos y de los trofeos sí es atractiva para los cazadores, pero son las hembras las que crían en rebaños y se comen los brotes de los cultivos.

A este respecto, Castro ha indicado que se ha incentivado el control sobre las hembras y ha habido un aumento de las capturas durante la temporada 2015-16 respecto a la anterior. En ciervos se ha pasado de 676 ejemplares a 840, mientras que en los corzos se ha incrementado de 676 a 882. Asimismo se han autorizado más cacerías en la provincia, hasta 651, resultantes en 4.200 jabalíes abatidos.

Sobre la problemática del lobo, los sindicatos agrarios piden “responsabilidad” a la Junta y agilidad en las indemnizaciones al Sur del Duero, donde es especie protegida, y denuncia que en numerosas ocasiones el agente que visita la explotación afectada por un ataque de lobo no certifica la autenticidad del ataque, lo que dificulta el cobro del seguro suscrito por la Junta. A los partidos políticos les piden que decidan “si quieren ganadería extensiva o lobos, osos y otras especies”.

No hay comentarios

Dejar respuesta