Las corales al unísono en el Principal

El concierto ha sido con motivo del XX Aniversario de la Coral Ciudad de Zamora

La Coral Ciudad de Zamora celebraba su veinte aniversario este sábado en el Teatro Principal con un recinto abarrotado y un público atónito y entregado a esta muestra que abría el mes de octubre en la bombonera zamorana. El coliseo zamorano acogía a partir de las ocho de la tarde una nueva edición del Festival Coral de Otoño con la participación de la propia agrupación zamorana, el Coro Ciudad de Salamanca y la Coral San Pascual de Aranjuez.

Una celebración que ha logrado reunir a lo más granado del repertorio vocal de la ciudad. Y es que en Zamora, a pesar de que cientos de zamoranos ‘militan’ en corales y coros diversos, incluidos los de Semana Santa, su falta de unión resta visibilidad y proyección al colectivo. Por tanto, se trataba de uno de los recitales de ‘mayor nivel’ de los últimos años en la capital del Duero.

Con una puesta en escena rompedora y muy estremecedora, la primera en salir a las tablas fue el Coro Ciudad de Salamanca, que sobre el escenario interpretó diferentes estilos musicales de todas las épocas, incluyendo obras de estilo clásico, música antigua, música popular, músicas del mundo o bandas sonoras con el fin de difundir la música coral. 

Los segundo en aparecer en escena fueron la Coral San Pascual de Aranjuez que estrenó en 1991 el himno a la Virgen de las Angustias junto a la banda de la Escuela de Música de Aranjuez y obtuvo el tercer premio en el segundo concurso de música castellana Villa de Griñón. Esta última coral fue la encargada de poner el punto ‘forastero’ de la región a una noche en la que el público disfrutó de la unión de las voces corales, pero también en la que descubrieron la gran calidad que muestra este festival año tras año, superándose.

Y por último, salió a escena la Coral Ciudad de Zamora que interpretó varios estilos como la música antigua, clásica, tradicional, religiosa o moderna e incluso llevó al coliseo zamorano partituras compuestas en el siglo XXI y en las últimas décadas del XX. Un repertorio en el que ha comenzado a trabajar hace muy poco. Su listado de obras de Música Sacra, que abarca ocho siglos, fue poco a poco metiendo al público en un ambiente excepcional, al que se le fueron añadiendo piezas de teatro musical y música ligera. Gran parte de su repertorio es propio, compuesto o arreglado específicamente para la Coral.

No hay comentarios

Dejar respuesta