Zamora corre con esperanza y corazón

Más de 3.000 personas han participado en la V Carrera de la Guardia Civil de Zamora

Solidaridad a raudales. Casos únicos, excepcionales y con la necesidad de ser investigados. Más de tres millones de personas tienen esta referencia en el país. Personas que sufren enfermedades raras, si, raras, pero no invisibles. Por ello, una gran marea azul se ha dado cita en Zamora con la esperanza de dar más visibilidad a estos más de tres millones de personas afectadas.

Como es tradición el primer domingo del otoño la capital del Duero se viste de un determinado color y sale a las calles para participar en la Carrera de la Guardia Civil de Zamora en beneficio de FEDER (Federación Española de Enfermedades Raras). Este año se cumplen ya cinco ediciones de esta prueba deportiva que cuenta con más de 3.000 personas. Corredores, andarines, ciclistas y patinadores que han puesto todo su empeño y “sacrificio” deportivo para apoyar a todas esas personas.

Como en toda carrera deportiva, la prueba comenzó a las diez y media con la salida de los patinadores y ciclistas para continuar media hora mas tarde con los andarines y corredores. Así pues, y con la emoción a flor de piel de un Raúl Vara notablemente afectado, el atleta entregó al teniente coronel de la Guardia Civil de Zamora, Antonio Rodríguez. Una placa conmemorativa como agradecimiento a esta iniciativa solidaria que mueve masas y a su humanidad.

En cuanto a lo deportivo, el trazado de la prueba era de cinco kilómetros para andarines y corredores y 14 kilómetros para los ciclistas. En la prueba de los corredores en la categoría fémina la primera en cruzar la línea de meta fue María Díez Manzano seguida de Elena Calvete Prieto y Marta María Fraile. En cuanto a la categoría masculina, el vencedor fue Marcos Gómez y en un segundo puesto Alejandro Gonzales y Jorge Rodríguez, tercero.

No hay comentarios

Dejar respuesta