Sólo el 15% del vacuno de leche de Zamora recibirá ayudas

La Alianza COAG-UPA denuncia que los ganaderos siguen estando a merced de un mercado con precios totalmente hundidos

Una vez se han hecho públicos los datos relativos a las solicitudes de ayudas a la reducción de la producción de leche de vaca del primer subperiodo (octubre-noviembre-diciembre de 2016) establecidas por el Reglamento (UE) 2016/1612,la Alianza COAG – UPA confirma lo que ya había denunciado: “esta medida no servirá en absoluto para mejorar la situación de las explotaciones ganaderas de vacuno de leche en su conjunto, y solo contribuirá a inyectar una reducida liquidez a una minoría de explotaciones”.

De hecho, y según denuncia la organización agraria, la medida es “un parche ineficaz” para el conjunto del sector de vacuno de leche, ya que poco más del 15% de las aproximadamente 180 explotaciones ganaderas de la provincia de Zamora recibirán las ayudas, para un importe medio estimado de poco más de 2.500 €/explotación.

La ayuda a la reducción en la producción en la provincia de Zamora alcanzará, en el mejor de los casos, las 601 toneladas, y por tanto un importe global de ayudas estimado de 84.187 €. En Castilla y León la ayuda llegará a 234 explotaciones por un importe estimado de 863.200 €.

Las explotaciones ganaderas que ya han decidido abandonar el sector a corto/medio plazo, o las que puntualmente buscan una cierta liquidez anticipando el desvieje de parte de sus animales, son las que principalmente se han acogido a esta línea de ayuda.

En cualquier caso, “se deja en evidencia el fracaso del objetivo fundamental de la ayuda. La reducción prevista de 6.165 toneladas en Castilla y León, si finalmente se ejecuta todo lo solicitado, supone el 2,3 % sobre el total producido en el periodo de referencia. Con esos volúmenes de reducción difícilmente se alcanzará el equilibrio entre producción y consumo.”

En estas condiciones, el sector de vacuno de leche en su conjunto permanece “desprotegido, a merced de un mercado con precios totalmente hundidos, lo que nos deja un sector productor secuestrado por la industria y la distribución”.

Para la Alianza COAG – UPA el verdadero reto es definir claramente el modelo productivo que se quiere para el sector lácteo español: o bien se opta por el modelo francés, basado en la existencia de pequeñas y medianas explotaciones repartidas por todo el territorio, o se opta por un modelo ultraliberal, favoreciendo la instalación de macrogranjas que destruyan todo el tejido social y territorial asociado a la producción de leche en nuestro país. Valga como ejemplo el proyecto de las 20.000 vacas del Ibex por el que están en pugna diferentes administraciones de nuestra comunidad.

Junto a lo anterior, son necesarias políticas que permitan la negociación de precios mínimos que garanticen rentas dignas para los productores de leche. “Todo lo demás son parches ineficaces y literatura”.

No hay comentarios

Dejar respuesta