Miles de zamoranos bailan con la Orquesta Panorama

Más de tres horas y media de baile, música y disfrute absoluto

La mejor orquesta del país en estos momentos, Panorama, llegaba con su ‘Happy Tour’ este jueves al Parking del Estadio Ruta de la Plata. Una cita que ha contado con miles de zamoranos y que ha convertido una noche tradicional de jueves en una auténtica locura para cerrar el verano. Miles de personas acudían a la cita que, a pesar de ser un jueves no festivo, congregaba a una gran cantidad de zamoranos amantes de la música y del baile.

La Orquesta Panorama lleva más de 27 años sobre los escenarios, pero en estos últimos años se ha convertido en un referente nacional para todas las ciudades españolas.

Un total de 17 integrantes en la orquesta, aunque el equipo completo está compuesto por 32 personas, componen un show que pasó las tres horas y media de duración sin dejar que el público parase de bailar y de cantar ni un solo momento. Es más, la diversión llegó a tal punto que fueron miles las personas que la orquesta movilizó en la capital del Duero.

Personas de las diferentes localidades zamoranas, pero ya no solo eso, si no de diferentes ciudades de la región que se desplazaron anoche a Zamora para disfrutar de esta gran actuación. Treinta metros de escenario, un club de fans que acude a las citas de la orquesta, productos de merchandaising y una puesta en escena envidiada por muchos hacen de una simple orquesta gallega una brillante y querida orquesta.

¿Su éxito? La gran variedad musical y de espectáculo, ya que cuentan con bailarines, performance, acrobacias, una gran puesta en escena que llamó la atención de todos los presentes. Gran cantidad de variedad musical y de puesta en escena con coreografías y efectos que no dejaron que los zamoranos perdieran un ápice del espectáculo.

El famoso Vals de Las Mariposas, el pop más actual, pasodobles o el más puro rock. Todos los tipos de música nacionales e internacionales durante más de tres horas de música y baile, con una gran participación del público. En definitiva, horas de diversión y disfrute, que hicieron olvidar por un momento los problemas de los zamoranos.

No hay comentarios

Dejar respuesta