Los mejores zamoranos del año por Caja Rural

La gala ha contado con un pequeño concierto de la Banda de Música de Zamora y uno de Serafín Zubiri

Los premiados y las autoridades de la provincia

La Fundación Caja Rural de Zamora ha hecho entrega este viernes, ante más de mil personas, de sus premios anuales en el recinto ferial de Ifeza. Unos premios que distinguen a personas y asociaciones destacadas de la provincia a lo largo del último año por su labor en favor de Zamora en los distintos ámbitos.

El pasado 5 de mayo se producía una reunión del Patronato para hacer una valoración y elegir a los optadores a los premios anuales de Caja Rural. Con quince propuestas sobre la mesa y por unanimidad, el Patronato decidió conceder los premios anuales de la XIX Edición de la entidad a la Semana Santa de Berciano de Aliste, a Emilio Calvo Lumbreras; a la Federación de Asociaciones ‘Espigas’; a los Bomberos de Zamora y al IGP Garbanzo de Fuentesaúco.

El acto de entrega de premios, al que han asistido las diferentes autoridades institucionales, se ha abierto con la intervención de la Banda de Música de Zamora interpretando un breve concierto para después dar comienzo al epicentro de la gala. Ahí, el presidente de Caja Rural, Nicanor Santos, fue el primero en tomar la palabra para subrayar su “compromiso continuo con los ciudadanos por atender y dar respuesta a todos los proyectos e ilusiones”. En cuanto a los premios el presidente ha destacado que son “un faro y camino de los valores de Caja Rural”.

Por su parte, el director de Caja Rural de Zamora, Cipriano García, ha señalado que “Caja Rural siempre ha estado a vuestro lado, pero hoy si cabe, con mucha más fortaleza, seguridad y solvencia”. Cipriano García también ha aprovechado para recordar que “para nosotros las personas son el centro fundamental de nuestra acción diaria.

Y así, se llegó a la entrega de premios concediendo el máximo galardón de los Premios Caja Rural a la Semana Santa de Bercianos de Aliste. Una semana Santa declarada de Bien Interés Cultural en el año 2014 por la labor realizada en los últimos años para dignificar la Semana Santa de Bercianos. Esta Semana de Pasión representa un “evento semanasantero del mundo rural muy importante con más de cinco siglos de historia y una fe intacta e inalterable”.

El galardón al ‘Zamorano Ilustre’ ha recaído en Emilio Calvo Lumbreras, un zamorano de pro, con espíritu emprendedor, que ha sabido aunar dedicación, trabajo y vinculación de sus más de 400 trabajadores en sus fábricas exportando a lugares como Portugal, Alemania o Brasil. Un reconocimiento a su constante evolución y trabajo duro día a día con humildad, esfuerzo, eficiencia y eficacia”. El ‘Zamorano Ilustre’ ya recibió el Premio Honorífico de Empresario de Vigo.

En cuanto al Premio Cultural y Tradiciones, este año ha sido para la Federación de Asociaciones ‘Espigas’. Una asociación constituida hace diecisiete años, que ha logrado “dinamizar la actividad cultural y tradiciones realizando la bores de recopilación, promoción y consolidación de los valores tradicionales y culturales de nuestra tierra. Y que también ha estrechado lazos entre las 35 asociaciones de la comarca”. Una sinfonía de arte, cultura y naturaleza. El motor que impulsa la vida de los pueblos.

Así, La Fundación Caja Rural también ha querido premiar por sus ‘Valores Humanos’ al cuerpo de Bomberos de Zamora. “Un reconocimiento que estaba pendiente desde hace años. Un premio que se concede como agradecimiento a su solidaridad ·arriesgando su vida por todos los ciudadanos, dando ejemplo de solidaridad, ejemplaridad, generosidad, compromiso y apoyo, además de su gran profesionalidad”. Unos hombres a los que nosotros denominamos héroes y ellos tan solo hacer su trabajo durante más de 120 años.

Y para finalizar la lista de premiados de este año estaba el Premio Mundo Rural que se ha concedido a la Indicación Geográfica Protegida del Garbanzo de Fuentesaúco. Un producto que se “exporta a toda España y que aúna esfuerzos tanto en la paridad de la producción como en la posterior comercialización del producto, velando por su buena imagen y calidad”. Una legumbre que estuvo a punto de desaparecer y que ahora se ha convertido en una perla gastronómica.

Tras la entrega de los premios a los galardonados y el cierre del alcalde de la Ciudad, Francisco Guarido, quien solo tuvo palabras de agradecimiento para la Caja Rural y para los propio premiados por su gran labor y esfuerzo llegó un momento mágico con el sonido de la voz del cantante profesional Serafín Zubiri interpretando junto a la Banda de Música de Zamora el espectáculo ‘Recordando a Nino Bravo’.

No hay comentarios

Dejar respuesta