Guarido: “Los vendedores del mercadillo nos lanzaron un SOS”

Los comerciantes ambulantes se dirigieron al Ayuntamiento porque creen que la Diputación no va a tardar en "ponerlos de patitas en la calle" de Ifeza

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha explicado hoy que el cambio de ubicación del mercadillo de los martes al Alto de los Curas responde a la petición de ayuda de los vendedores ambulantes, agrupados en Apaca, que creen que “la Diputación no va a tardar mucho en ponerlos de patitas en la calle”, unido a que en Ifeza las ventas cada vez son menores.

“Apaca lanzó al Ayuntamiento un SOS y el equipo de gobierno ha tratado de dar solución al problema que nos plantean”, asegura el primer edil, quien avanza, además, que las ordenanzas transitorias que irán al próximo pleno para atender este problema puntual son el paso previo a una ordenanza que regule de una vez por todas los mercadillos que se celebran en la ciudad, ordenanza hasta ahora inexistente. Con la nueva ordenanza, los vendedores pagarían, además, por la limpieza y el servicio de organización del mercadillo.

“No hay ampliación del mercadillo”, ha insistido, y aclara que los 247 puestos que contemplan las disposiciones transitorias son los que habitualmente están acudiendo a Ifeza. Y el máximo de 15 para puestos dedicados a la alimentación en la actualidad no existe, por lo que “si mañana van 30 ó 40 podrían hacerlo, porque no hay un cupo máximo”. No obstante, asegura que “si tenemos que reducir el número en aras a un acuerdo con la oposición, estamos abiertos”.

Ante las críticas del PP y Azeco, Guarido ha recordado que tanto el presidente de los comerciantes, José María Esbec, antiguo concejal de Comercio, como la portavoz popular, Clara San Damián, “antes sí se reunían con Apaca, y ahora no. Nosotros queremos ayudar a todos, al pequeño comercio y a los vendedores ambulantes, que también son trabajadores y sostienen familias”. En este sentido, el concejal de Comercio, Christoph STrieder, ha rechazado que el problema del pequeño comercio zamorano sean los mercadillos, sino “las grandes multinacionales. Santa Clara está ya ocupada por franquicias”, explica.

“No va a callar a Azeco”

La respuesta de Azeco no se ha hecho esperar, y acusa al alcalde de intentar “crear confusión en la opinión pública desviando la atención del problema fundamental, cual es la política favorable a la proliferación de mercadillos”, y afirma que “no es cierto que se mantenga la misma tipología de los puestos, basta con consultar la ordenanza reguladora de la venta ambulante en la ciudad de Zamora, la cual se encuentra publicada en la página web del Ayuntamiento para comprobar que en su artículo 6.2 prohíbe expresamente la venta de productos de alimentación”.

“Con todo, decirle al alcalde que no va a callar a Azeco, y que cuando intenta hacer ver a la sociedad zamorana que gobierna escuchando a todos los grupos de la sociedad y en un escenario de participación ciudadana, le recordaremos las declaraciones que ha realizado intentando neutralizar a una asociación que defiende los intereses de un grupo de ciudadanos, los empresarios del comercio”.

No hay comentarios

Dejar respuesta