La Virgen de La Concha regresa a San Vicente

La patrona de la ciudad ha sido acompañada por devotos y fieles al templo en el que recibirá culto durante todo el año

Muchos devotos, fieles y hermanos de la cofradía de Nuestra Señora de San Antolín o de la Virgen de La Concha han acompañado en esta calurosa tarde-noche de miércoles a la patrona de la ciudad en su recorrido por las calles de Zamora.

Víspera de la Festividad de la Concha, y como es tradición, la patrona de la ciudad abandona su templo de San Antolín, donde ha recibido culto durante todo el novenario, para volver a la iglesia de San Vicente, su casa durante todo el año.

De gala con un vestido rojo, sus adornos correspondientes en tono oro y unas preciosas flores de color blanco, la Virgen de La Concha recibía la novena en la iglesia de San Antolín y tras ella, el tradicional rosario con los fieles portando las velas para proseguir hacia San Vicente.

Con un cortejo integrado por la cruz, el pendón y los hermanos de la cofradía y vecinos de la capital del Duero, la patrona salió de la Iglesia de San Antolín para continuar por la calle de la Virgen de la Concha, calle del Toral, calle del Riego, calle San Bartolomé, Plaza de la Leña, calle de la Reina, Plaza de Juan Nicasio Gallego, Plaza Mayor, calle Mariano Benlliure, Plaza del Fresco y llegar así, a la Iglesia de San Vicente. Siempre acompañada del Coro que, en las varias paradas que los hermanos portadores de la Virgen realizaban para descansar, entonaban las canciones más tradicionales de esta festividad.

Y como ya es tradición, y un año más, la patrona ha recibido todo el cariño y aprecio de los zamoranos, ya no solo de los que la han acompañado en su recorrido sino de las personas que se agolpaban en las aceras para ver a su paso a la Virgen de La Concha.

No hay comentarios

Dejar respuesta