El PP denuncia el primer “dedazo” de Guarido en la climatizada

La Federación de Natación de Castilla y León impartirá los cursos en Los Almendros, y quedan en el aire los puestos de trabajo de 11 personas

El Grupo Municipal Popular ha denunciado esta mañana lo que considera el “primer dedazo manifiestamente público” del alcalde, Francisco Guarido, “y el gobierno de IU y PSOE”, al adjudicar, mediante la fórmula del convenio, los cursos de natación de la piscina climatizada de Los Almendros a la Federación de Natación de Castilla y León, sin convocar concurso público y sin darle publicidad ni dar opción a la libre concurrencia.

Según ha recordado la portavoz, Clara San Damián, una empresa impartía, desde el año 2000, los cursos en las instalaciones deportivas municipales, tras haberse licitado a través de libre concurso y haber sido adjudicada a la oferta más ventajosa, la de Eulen. La empresa, a cambio, paga al Ayuntamiento 3.600 euros mensuales en concepto de canon, y en 16 años ha transferido a las arcas municipales 800.000 euros por la explotación. Asimismo, contrató a 11 trabajadores para impartir las clases. Trabajadores cuyo futuro está ahora en entredicho, y según San Damián ni a la empresa ni a los propios trabajadores se les ha comunicado que, en cualquier momento, dejará de prestar sus servicios en la piscina de Los Almendros, ya que según el convenio será la propia Federación la que habrá de contratar a los trabajadores, por lo que “no cabe la subrogación, al no ser una empresa”.

A tenor del convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Federación de Natación, los cursos tendrán un coste para los usuarios de 75 euros por tres días; de 64 por dos, y 45 por un día a la semana. A cambio, la Federación “no va a pagar ni un euro de canon municipal”.

Por todo ello, San Damián pide al alcalde “que rectifique, que anule el acuerdo y que haga pública la licitación”.

El informe de Intervención dice que es legal

Desde Alcaldía se ha difundido el informe solicitado al interventor del Ayuntamiento, donde se garantiza que el acuerdo alcanzado con la Federación de Natación no incurre en legalidad alguna y está debidamente fiscalizado, y viene a regularizar un contrato que está caducado desde hace 12 años. Según se prevé, la recaudación será inicialmente del 10% de la recaudación, porcentaje que irá incrementándose, ya que como se trata de una entidad sin ánimo de lucro, toda ganancia que hubiera habría de ser reinvertida en la instalación.

Sin embargo, para Clara San Damián Francisco Guarido sigue sin garantizar de manera expresa el trabajo de los once empleados que actualmente desarrollan este servicio en las instalaciones de la ciudad.

La portavoz popular ha considerado que “es una vergüenza que el alcalde de Zamora pida el informe del interventor dos semanas después de la firma del acuerdo y a raíz de la denuncia realizada por este Grupo Municipal. Algo que denota claramente la chapuza en la forma de trabajar del equipo de gobierno y su falta de respeto a la ley y a los procedimientos administrativos; algo muy habitual en el modo de proceder del bipartito de Izquierda Unida y PSOE”.

Por este motivo, ha mantenido que se debe redactar un nuevo acuerdo donde se indique de manera cierta la permanencia en sus puestos de trabajo de las personas anteriormente mencionadas. Para Clara San Damián, “las palabras se las lleva el viento, y Francisco Guarido no ha puesto negro sobre blanco que los empleados puedan continuar desempeñando sus funciones tal y como venían haciéndolo hasta ahora”. En este punto, la portavoz popular ha manifestado que, si tan seguro está el alcalde de garantizar los puestos de trabajo, lo refleje en el propio contrato.

Además, ha proseguido la portavoz popular, no se ha puesto en duda en ningún momento la capacidad de la Federación de Natación de Castilla y León para poder llevar a cabo la gestión de los cursos de natación, sino que, únicamente, se ha hecho público que este servicio se ha ofrecido sin los preceptivos requerimientos legales de publicidad y concurrencia para que otras empresas o clubes de natación de Zamora pudieran optar a desarrollar estos cursos de natación.

Finalmente, San Damián ha reiterado que es sorprendente que en ninguna parte del contrato se fija la cantidad mínima que debe aportar la empresa a las arcas municipales. “Según el alcalde se va a ingresar más, pero eso es algo que no aparece reflejado en ningún punto”.

No hay comentarios

Dejar respuesta