La cultura zamorana en los pies del folklore

Los cinco grupos de la tierra protagonizan la primera jornada de la muestra internacional de folklore en La Catedral

El Festival Internacional de Folklore de Zamora ha dado su pistoletazo de salida este viernes con la participación de los cinco grupos de la ciudad –La Morana, Doña Urraca, Sedeiro, La Asociación Bajo Duero y el propio Don Sancho-, los cuales han mostrado sus diversas formas de interpretar la danza provincial en la Plaza de La Catedral contando con una gran asistencia de público.

En una tarde muy bochornosa, ni los turistas asomaban por los miradores del Duero, daba comienzo la Gala del Folklore Zamorano, porque el folklore va con Zamora y Zamora, muy a pesar de algunos pesares, es folklore encarnado -o reencarnado, quién sabe- en los cinco grupos que anidan en estas tierras de Viriato.

Tras encuentros y desencuentros y no menos miradas de soslayo, Don Sancho ha conseguido sacar adelante todo un ‘señor’ festival de tres días que antecede a La Concha. Ha sido una buena oportunidad para que los amantes zamoranos de la música y danza tradicional pueden valorar a cada uno de los grupos en su momento actual, porque, hay que decirlo, hacía mucho tiempo en que no existía este momento de ver desfilar a todas las formaciones por el mismo palco y el mismo día. Eso sí, el disfrute ha sido una realidad, tanto de los participantes como del público.

Los grupos

Subió La Morana, siempre impecables de porte con la joyería como uno de sus fuertes como también el peinado, para interpretar el ‘Corro de Andavías’, después el ‘Corrido y Jota de Santa Marta de Tera, que siguió con la Jota Aguedera de Toro y finalizaron con el Bolero de Bustillo del Oro y la Valdía.

Siguió Doña Urraca, el más longevo de Zamora ya que nació allá por 1955, nutrido principalmente de jóvenes estudiantes, quizás sean uno de los que mejor cartel tienen en el ámbito nacional e internacional, con actuaciones incontables en España y Europa. Interpretaciones alegres, porte vistoso y colorista… Interpretaron la Jota de la Culebra, Jota de los toritos, Jota y Charro de Peñausende, Brincao y Jota de Palazuelo de las Cuevas de Aliste y Tierras Llanas de Toro.

Sedeiro fue la tercera formación en subir al escenario. Formado en 1998 su trayectoria se nutre de visitas a los pueblos para recopilar canciones e indumentaria y bailes que luego llevan al escenario, con la recuperación de la indumentaria como base fundamental, salieron al palco con ‘La Vitorina’ de Guarrate, Charro y Jota de Cibanal de Sayago, Charro y Jota de Riofrío de Aliste y Charro y Jota de Palazuelo de Sayago.

Le tocaba el turno a Don Sancho, que entró como mandan los cánones, bailando. Un grupo que tiene la pureza tanto en el porte como en la música y el baile, formado en 1994, siempre ha sido la enseñanza uno de sus fundamentos. Quizás posea una de las mejores colecciones de indumentaria tradicional del occidente de Castilla y León, con piezas originales de los siglos XIX y XX. Destaca su autenticidad, variedad y calidad en el vestuario que se suma a la fuerza en escena. Etran con la Rueda del antiguo baile castellano para seguir con un baile sayagués, el Bolero de Algodre y una Jota de Toro.

Nadie duda de que Bajo Duero es en Zamora una institución. Decía Mario González, el presentador de Toro, que “más que un grupo folklórico es un museo vivo que muestra en los escenarios sus colecciones de indumentaria tradicional”. Junto a la investigación son una buena muestra de la capacidad de innovación y el fecundo quehacer… aunque la faceta escénica parece que ha pasado a segundo lugar en pos de otros importantes cometidos. No obstante, dejaron muestra de seriedad y rigor en el escenario. Son ya 35 años de vida, de una andadura muy fecunda de muestra y difusión de la cultura tradicional zamorana. Y, cómo no, su exquisito coro, casi único, comenzó con la canción ‘El sol se va poniendo’. Siguieron con ‘Charro de Cerezal de Aliste y Jota de Palazuelo, el baile de San Martín de Castañeda, una ronda de matanzas y el Charro y Fandando de Mayalde.

Quizás haya sido la mayor y más amplia muestra de la música y el baile tradicional zamorano puesta en escena en los últimos años. Quizás haya sido la primera de muchas otras muestras. Lo cierto, para este viajero, es que ha sido una oportunidad única de ver lo que se hace en Zamora en cuanto a la música tradicional y su faceta bailable y comparar entre los propios grupos y lo que se hace fuera. Cada cual habrá sacado sus conclusiones, porque además de eso, lo importante es divertirse y el público se divirtió. Y también los participantes, cachis.

Para este sábado el turno será para otros cinco grupos, esta vez bajo el título de ‘Gala Internacional’, que contará con la participación de grupos como Sarau Alcudienc de Mallorca; Ciudad de Cartagena de Murcia; Tequexetéldere de Galicia; Don Sancho de Zamora y Gran Ballet de Argentina. Para finalizar el domingo con la clausura con los grupos Tequexetéldere de Galicia; Urdimbre de Ávila y Angsala Prabala de Indonesia.

Además de estas galas en las inmediaciones de la Seo zamorana, se llevarán a cabo otras actividades programadas en relación a este festival como el baile vermouth de hoy en el que participarán todos los grupos del Festival Internacional de Folklore.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta