Gasolina y aceite quemada invaden el Polígono de La Hiniesta

Mañana continuará la exhibición con una carrera final

La AMZ ha recuperado la exhibición de motos clásicas este año y en esta primera tarde el público ha respondido de una forma contundente acercándose al Polígono de La Hiniesta y disfrutar de las dos ruedas e impregnarse del olor a rueda quemada.

Motos de diferentes cilindradas, de diferentes tipos, pero todos con la misma ilusión por recuperar esta exhibición de motos clásicas. Un sentimiento de añoranza el que sentía la capital del Duero que gracias a la AMZ hoy ha finalizado y se ha convertido en uno de ilusión.

El Polígono de La Hiniesta acogía esta tarde la exhibición de motos clásicas organizada por la AMZ, después de que el año pasado no se realizara esta actividad tan demandada. Veinticinco eran los pilotos inscritos con ganas de hacer rugir sus motos en el asfalto.

Gasolina y aceite quemada eran los alicientes para los cientos de zamoranos que se desplazaron allí, ya fueran aficionados a las motos o simplemente curiosos.

Derbis, Benellis, una Norton, que cautivó a los presentes, entre otras, fueron las ‘bestias’ de dos o cuatro tiempos que pisaron el asfalto zamorano y llevaron hasta el éxtasis al público y a los propios pilotos.

Así, con las mangas clasificatorias, mañana llegará a partir de las diez y media el turno de la carrera exhibición, que tendrá dos mangas clasificatorias para finalizar una carrera final. Además, el público podrá seguir viendo los boxes de los diferentes equipos, las tiendas tradicionales de los moteros y una barra para soportar el calor agobiante de estos días.

No hay comentarios

Dejar respuesta