La Diputación cocina unos presupuestos con menos deuda y más inversión

Ángel Prada no acude a la sesión plenaria pero no presenta la dimisión

La Diputación Provincial de Zamora ha aprobado en su sesión plenaria de hoy las líneas fundamentales que regirán el Presupuesto de 2017, que seguirá una línea de continuidad con las pasadas anualidades pero que en este ejercicio reducirán de forma importante la deuda y ampliarán su capacidad de inversión. Así, se espera que a 31 de diciembre de 2017 la deuda caiga hasta desde los 12,1 a los 7,4 millones de euros, con una necesidad de financiación que cae al 50%.

Según ha explicado el vicepresidente Aurelio Tomás, “cada vez gastamos menos, tenemos menos deudores, menos obligaciones pendientes y un índice de inversión que pasa del 28 al 61%, además de una mayor estabilidad y equilibrio presupuestario”. Número que también cuadran en las cuentas de 2015, pero que para los grupos de la oposición tienen distinta lectura.

Para Ciudadanos, que se ha sumado al PP en el apoyo a estas líneas generales para el próximo año, “estamos satisfechos de que sigan siendo unos presupuestos eminentemente sociales y que la institución siga estando saneada, pero también hay que invertir en mejoras en las necesidades reales”, y ha pedido que se invierta en ello con los remantentes de otros ejercicios.

Más crítico se ha mostrado el PSOE, que se abstuvo en la votación, y que en palabras de su portavoz, Antonio Plaza, asegura que “se están desatendiendo las necesidades reales de la provincia mientras se amortiza de forma anticipada la deuda”, suprimiendo planes provinciales “nos hacen ustedes más pobres”.

IU, por su parte, que votó en contra, subraya que hay una “constante bajada de los ingresos corrientes del 10%, de los impuestos, tasas, transferencias corrientes e ingresos patrimoniales debido a que disminuye la actividad económica de la provincia, donde vive menos gente y hay menos empresas”. También destaca que están pendientes de cobro 2,3 millones, y que 3,8 millones son de dudoso cobro, mientras la Diputación asume competencias impropias por importe de 3,5 millones, “que deberían ser financiados por otras instituciones”.

El pleno aprobó de forma definitiva, con los votos de PP y Ciudadanos, la cuenta general de 2015, y  por unanimidad el Programa de Fomento del Empleo Agrario en Zonas Rurales Deprimidas.

En el apartado de mociones, fueron aprobadas por unanimidad la propuesta defendida por David Carrión, de Ciudadanos, para el fomento de jornadas informativas dirigidas a emprendedores de la provincia para que se formen sobre los requisitos y documentación necesaria para iniciar un negocio; y la de IU, instando a la Junta de Castilla y León a que reduzca los plazos para la llegada de la alta velocidad de internet a todos los puntos de la provincia.

La silla vacía de Prada

zamora pleno diputacion escaño prada

Las decisiones de la Diputación se han tomado hoy en base a 24 votos, y no con 25, que son los diputados que conforman el pleno de la institución provincial, al no acudir a la sesión el diputado Ángel Prada, inhabilitado por sentencia judicial para ejercer cargo público tras ser condenado por prevaricación. No obstante, el diputado sanabrés perteneciente al grupo mixto, al que todos los grupos políticos han presionado para que abandone el acta de diputado, sigue sin presentar la dimisión de su cargo.

No hay comentarios

Dejar respuesta