Derrota ‘inmerecida’ del Zamora CF (0-1)

El Mirandés B tan solo llegó una vez a puerta y marcó

Un instante del partido

El Zamora CF pierde su debut liguero sin merecerlo. El conjunto rojiblanco mostró una gran calidad en cuanto a juego y posesión, pero sin acierto de gol. Detalle que aprovechó el Mirandés B, que con tan solo una ocasión peligrosa marcó el gol de la victoria.

Llegaba el primer partido de liga. Un partido lleno de energía, ganas e ilusión por demostrar lo que era este nuevo Zamora CF. Con un rival, Mirandés B, que salió para dar su mejor versión y comenzó asustando sobre el césped a unos rojiblancos que no se dejaron achantar. El conjunto de Miguel Losada despertó y empezó a imponerse, a imponer un buen juego, un dominio y control del partido. De esta forma, comenzaban a llegar los primeros avisos de los rojiblancos y la primera ocasión peligrosa en las manos de Juanan. El jugador rojiblanco remataba a puerta y el guardameta rival detenía el balón. ´

Así, llegaron los primeros aplausos de una afición que veía un buen juego del nuevo Zamora CF, pero la alegría les duró poco. La respuesta a esa ocasión de gol del equipo de Losada por parte del Mirandés B fue fulminante y con un disparo desde el medio campo, el jugador Blas lanzaba a puerta y encajaba el primer gol del partido. Pero esto no fue motivo para que el Zamora CF decayese, es más, se vino arriba con un dominio absoluto sobre el césped y una gran cantidad de ocasiones de gol, pero le faltaba algo muy importante, el acierto. Así, y sin más dilación, se llegó al descanso.

Tras el tiempo de asueto, los rojiblancos salieron con el mismo empuje que habían tenido durante los primeros cuarenta y cinco minutos y eso se demostró con una gran disparo de Revi, que ponía una vez más el partido de cara a los zamoranos. Un segundo tiempo en el que el conjunto de Miguel Losada no tuvo tantas oportunidades como en el primero, pero que sí siguió mereciendo más, el gol que la afición tanto ansiaba, pero que no llegaba. Con la entrada en el campo de Iñaki Eguileor el juego parece que despertó una vez más y el delantero tuvo una ocasión que incluso, la afición ya cantó hasta como gol, pero finalmente el balón se estrelló con el palo.

Así, con infinidad de ocasiones, pero sin acierto de gol, los rojiblancos llegaban al final del partido en un partido en el que no merecieron la derrota, ya que el Mirandés B tan solo tuvo la ocasión de gol, pero que deja a los aficionados con muy buen saber de boca de cara a la nueva temporada.

No hay comentarios

Dejar respuesta