El PP reclama sanciones por retraso en las obras de Arapiles

La empresa pidió una prórroga de un mes que acaba de finalizar y la obra está sin terminar

El Grupo Municipal del Partido Popular de Zamora ha denunciado hoy el retraso de más de un mes en la ejecución de las obras de sustitución de la red de abastecimiento que se está llevando a cabo en las calles Leopoldo Alas Clarín y Arapiles, y que el Ayuntamiento adjudicó a la oferta más económica mediante procedimiento de subasta, con una baja del 30%.

Según han explicado hoy los concejales José Luis González Prada y Víctor López de la Parte, la obra tenía un plazo de ejecución de dos meses, pero la adjudicataria pidió una prórroga de un mes “por haber encontrado piedra”, una prórroga que fue concedida por decreto de Alcaldía “sin pasar por la Junta de Gobierno”. Hoy mismo se ha cumplido ese mes de prórroga y la obra dista mucho de estar terminada.

“Algo se ha hecho mal”, explica González Prada, quien pide que se sancione a la empresa por cada día de retraso, e invita al equipo de gobierno a “hacer autocrítica”, porque “tal vez la elección de la empresa no fue la adecuada por buscar la más barata, que no siempre es la mejor”, y no tener en cuenta criterios de calidad o prestigio.

Se trata de la misma empresa que ejecuta desde hace unos días el proyecto de rehabilitación del Banco de España, donde dispone de 6 meses para la finalización de la obra. “No nos gustaría que pasara lo mismo”, avanzan los populares, quienes reclaman “impulso y agilidad”.

El grupo popular recuerda, asimismo, que las obras de renovación de redes de abastecimiento que ahora se están ejecutando en el entorno de la plaza de Cristo Rey son un proyecto del anterior equipo de gobierno pero que “por desidia” no se ha retomado hasta noviembre de 2015.

La respuesta del alcalde: “Se cumplirá la ley”

La respuesta del alcalde, Francisco Guarido, a las acusaciones del PP no se han hecho esperar y, asegura que la empresa es “plenamente consciente” de que una vez pasado el plazo de la prórroga se cumplirá la Ley, es decir, habrá unas penalizaciones económicas por cada día de retraso, tal y como dice la Ley de Contratos del Estado. La empresa deberá pagar estas penalizaciones, respondiendo de ello la garantía depositada en el Ayuntamiento.

También asegura que “no deja de sorprender que el PP proteste por el retraso de “un mes” en esta obra, con prórroga legal concedida. Sorprende que quienes han dejado la obra del Centro de Adultos abandonada durante más de cinco años; quienes han dejado el contrato anulado de la ORA en vía muerta durante diez años (se resolverá en el pleno del día 30 de agosto); y quienes han dejado la ciudad en un estado de abandono total, protesten ahora por el retraso de un mes”.
El alcalde concluye que el Ayuntamiento es plenamente consciente de la situación. y ya ha exigido a la empresa rapidez, lo que no va a evitar sanciones económicas. “El Grupo del PP quiere borrar su pasado. Pero parece que quieren ver “la paja en el ojo ajeno y no la viga en el suyo”.

No hay comentarios

Dejar respuesta