Ocho nuevos murales embellecerán solares y fachadas de Toro

El Ayuntamiento pone en marcha la segunda fase del proyecto TAU

El Ayuntamiento de Toro ha puesto en marcha, a través de las concejalías de Cultura y de Obras y Urbanismo, la segunda fase del proyecto Toro Arte Urbano (TAU) en el que participan varios artistas coordinados por el toresano Carlos Adeva. El proyecto tiene como fin embellecer las calles y dotar de contenido artístico los solares y fachadas en desuso del casco urbano de Toro convirtiéndolo en un museo al aire libre.

En el proyecto se han integrado artistas toresanos en su mayoría como Paloma Aceves Román, Pedro Alón, Cristina Oliveros Calvo, Maribel García González, Jesús Camarón Noales, Jesús Pinilla Martín, Oscar López Sánchez, Eduardo Casado Núñez y Elena García Sánchez, además del coordinador y pintor Carlos Adeva.

La primera fase del proyecto ha incluido una docena de instalaciones en calles y plazas del centro de la ciudad como Plaza Bollos de Hito, Calle Mayor, Calle Perezal, Calle Antigua, Calle Zapateros y Corredera, que se realizaron en los soportales del Ayuntamiento de Toro para ser después ubicados en el trazado urbano. Las obras, individuales se han realizado sobre temas de la cultura, historia, tradiciones o el famoso vino de Toro.

En un guiño a la más famosa obra de arte de la ciudad, todos los artistas han incorporado una mosca a sus obras como homenaje al cuadro de la Virgen de la Mosca, icono por excelencia de los toresanos.

Segunda fase

Como explica el pintor Carlos Adeva, en esta segunda fase del proyecto TAU ha cambiado la filosofía de trabajo. Si en la primera fase las obras eran individuales, en la segunda fase los trabajos han sido conjuntos, supervisados por el coordinador, que ha dado las pautas para que cada artista aportase su estilo y capacidades.

En este caso, además, algunos de los murales se han ideado sobre pintadas existentes en los muros, como es el caso de una frase que rezaba “Custodia Compartida”, en el que la toresana Elena García Sánchez ha plasmado a unos niños entre las manos de un padre y una madre tirando residuos a una papelera, de forma que también supone un llamamiento al civismo y al respeto al medio ambiente.

Otras obras se han concebido como “trampantojos”, logrando ventanas abiertas a la calle con personajes o paisajes. En esta segunda fase del proyecto TAU se han incorporado ocho nuevos murales en la Calle Mayor, Candelero y Odreros, alcanzando la veintena de obras urbanas.

Todas las pinturas podrán ser contempladas en la calle transformando a Toro en un museo al aire libre que permanecerá una vez finalice la exposición AQVA de Las Edades del Hombre y que pretende tener continuidad a lo largo del tiempo para hacer de Toro una ciudad más bella, más habitable y de mayor contenido artístico poniendo en valor a sus pintores.

No hay comentarios

Dejar respuesta