Una exposición en Toro analiza la emigración en México

La exposición permanecerá abierta hasta el miércoles 24

La Casa de Cultura de Toro será entre los días 12 y 24 de agosto sede de la exposición ‘Somos migrantes’, organizada por la Comisión Episcopal de Migraciones (CEM) de la Conferencia Episcopal Española y Cáritas de Toro. Su promotor, el jesuita toresano José Luis Pinilla Martín, director del Secretariado de la CEM, será el encargado de inaugurarla con una conferencia este viernes a las 20.00 horas en el mismo lugar.

‘Somos migrantes’ es una exposición de fotografía proveniente de México y promovida por instituciones que ponen en marcha proyectos de desarrollo y justicia social y que trabajan para generar una cultura de solidaridad y acogida. Sus instituciones promotoras son la ONG Entreculturas, el Servicio Jesuita a Migrantes de México y el Servicio Jesuita a Migrantes de España, y cuenta con el apoyo de la CEM.

La exposición permanecerá abierta hasta el miércoles 24 en la Casa de Cultura de la Fundación González Allende, de lunes a viernes de 12.00 a 14.00 y de 19.00 a 21.00 horas. Los sábados y festivos podrá visitarse de 12.00 a 14.00 horas.

La muestra está centrada en tres ejes importantes de la migración en el mundo, desde la frontera entre México y los Estados Unidos, hasta la frontera sur que separa África de Europa y las nuevas entradas de refugiados que están viniendo por el Este de Europa, principalmente desde Siria.

HAMBRE Y PERSECUCIÓN

Se trata de un certero mosaico que refleja lo que están viviendo estas personas que por diversos motivos se están viendo obligadas a abandonar sus países por conflictos bélicos, por falta de trabajo y oportunidades, huyendo del hambre o de la persecución.

Esta vez se presenta en Toro, con el apoyo de Cáritas, tras un viaje por muchas diócesis españolas, con la novedad de varias fotografías relacionadas con el agua y las migraciones, al hilo de la magna exposición AQVA de la Fundación Las Edades del Hombre.

Según José Luis Pinilla, “para mostrar la realidad del agua como soporte vital y a veces peligroso, y senda de peregrinos para los emigrantes del todo el mundo”.

No hay comentarios

Dejar respuesta