De Zamora a Cracovia: diario de la JMJ

Primera jornada en el viaje del primer grupo de jóvenes zamoranos en camino a la Jornada Mundial de la Juventud

Primera jornada en el viaje del primer grupo de jóvenes zamoranos en camino a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Cracovia, organizado por el Secretariado Diocesano para la Adolescencia y Juventud, unidos al viaje preparado por la Conferencia Episcopal. La crónica de este primer día está a cargo de Gabriel Ramos, del Seminario Mayor:

Berlín. Acaba el día, un día de viaje, de cansancio, de cargar con el equipaje… de tomar conciencia que empezamos.

Con los ojos aún cerrados por el sueño, a las 7,30 de la mañana nos subíamos en Zamora al autobús que nos llevaría hasta el aeropuerto de Madrid para coger el avión destino Berlín. El grupo compuesto por 46 personas, de la parroquia de San Torcuato, del Seminario Diocesano, de Toro, de Benavente y de la parroquia de Cristo Rey, comenzábamos este peregrinar con el objetivo de llegar a la JMJ.

Muchos nervios para los principiantes en esto de las alturas a la hora de subirse al avión, pero los nervios se pasaron “volando”. Y por fin aterrizamos en Berlín: a eso de las 16,30 horas llegábamos a la ciudad que nos acogerá durante 2 días.

Una vez instalados en el hostal, nos faltaron minutos para salir a conocer la ciudad; lo más peculiar, que el idioma es diferente, por no decir raro, pero en inglés o por gestos nos entendimos.

Pateamos sus calles, sus monumentos… descubrimos las huellas de un muro que dividió al país, y a la Europa que conocemos, y nos dio tiempo para hacer piña entre todo el grupo. Ya acaba la jornada, a descansar e impacientes de lo que mañana nos tocará. Comienza nuestro peregrinar…

No hay comentarios

Dejar respuesta