Rueda quemada y el rugir de las motos, protagonistas en Sanabria

La XXIV edición de la Concentración de Motos en el Lago de Sanabria ha superado las expectativas de la organización en cuanto a participantes

Las motos han vuelto a Sanabria durante este fin de semana. Esta concentración con una larga trayectoria a sus espaldas, más de dos décadas, ha conseguido que este año los participantes superaran las cifras previstas por la propia organización de la XXIV edición de la Concentración de Motos Lago de Sanabria.

El viernes muchos aficionados y apasionados al mundo del motor se desplazaban hasta el entorno del paisaje natural del Lago de Sanabria para disfrutar de un fin de semana cargado de actividades y diversión en el que las motos eran las principales protagonistas. Una noche que empezó a caldear las frías temperaturas vividas en esa zona zamorana de la mano de la exhibición acrobática de AV Campos, que un año más, no defraudó.

Así, mediante acrobacias sobre el asfalto, marcas de neumático y rueda quemada, además de un gran ambiente festivo, el Puente dio el pistoletazo de salida a la Concentración de Motos de Lago de Sanabria en esta edición.

Pero durante el día de ayer, el día grande del evento, los aficionados y visitantes no se quedaron atrás con la diversión. Rutas de senderismo, visita al centro del lobo, paseos en barco, excursión hasta La Alcobilla donde los moteros fueron bendecidos, conferencias de seguridad vial, excursión motera a Ribadelago, la mágica e increíble marcha de antorchas y como cierre, un gran éxtasis con otra exhibición del zamorano AV Campos y el espectáculo de La Selvátika.

Diversión a raudales la que vivió ayer el Puente de Sanabria bajo una auténtica avalancha de personas zamoranas y de otros puntos del país que no quisieron perderse esta cita anual.

Hoy domingo tras la entrega de trofeos, habrá una marcha motera por Puebla con visita al Castilla para después retornar cada motero a su lugar de origen y poner punto y final a un fin de semana motero.

Fotos: David Fernández Matellán

No hay comentarios

Dejar respuesta