La Guardia Civil investiga la asfixia de 520 colmenas en San Vitero

La muerte de las abejas podría haber sido intencionada

La semana pasada el apicultor trashumante salmantino, Jorge Navarro, se encontró con medio millar de colmenas muertas por asfixia en una de las fincas arrendadas que tiene para este cometido en San Vitero. El apicultor considera que el hecho ha sido realizado de forma intencionada por parte de personas de la localidad.

La abundante cantidad de 520 colmenas asfixiadas situadas en diferentes fincas de San Vitero (Zamora) fue lo que se encontró el joven apicultor salmantino, Jorge Navarro Yuste, ante la llamada del propio dueño de la finca. Tras realizar una denuncia, el apicultor señaló que había recibido una llamada del alcalde de la localidad zamorana para que retirara las colmenas. Unas colmenas que lleva ubicando en la localidad zamorana desde el año 2009, pero que este año la ordenanza municipal prohibía a apicultores foráneos asentarse en ese término municipal. Este es uno de los motivos por los cuales el apicultor charro considera que esta “asfixia’ ha sido de forma intencionada.

Hace unos días, cuando Navarro llegó a la finca se encontró con un panorama complicado. Habían tapado la piquera de las colmenas, que es lo que hace que las abejas respiren, y ellas habían muerto, con el calor y por la asfixia.

Pero ya no solo es el coste que al apicultor le suponen las abejas perdidas sino el coste económico de la limpieza y desinfección que ante ese atroz suceso se ve obligado a realizar ahora en las colmenas. Contando con varios colectivos que le dan su apoyo e investigando la ordenanza municipal y los hechos ocurridos, el apicultor se encuentra investigando la situación, así como la propia Guardia Civil.

No hay comentarios

Dejar respuesta