La receta electrónica beneficia ya a 27.000 zamoranos

Concluye su implantación, con el Centro de Salud Puerta Nueva de la capital

El Centro de Salud de Puerta Nueva de la capital zamorana ha sido el último en incorporarse, hoy mismo, al sistema de receta electrónica que se está implantando en el sistema regional de salud. De esta forma, son ya 26.710 pacientes los que se están beneficiando de esta modalidad de receta que evita que los pacientes con enfermedades crónicas o con tratamientos de larga duración tengan que acudir a su médico cada vez que se les terminen los medicamentos. Hasta la fecha se han dispensado 168.000 recetas electrónicas, en 422 centros sanitarios de la provincia.

El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, acompañado del gerente de Atención Primaria y Especializada, Francisco Montes, han explicado esta mañana que la instauración de este sistema, que ha contado con la colaboración del Colegio de Farmacéuticos, se ha llevado a cabo en siete meses, periodo que se inició en el mes de noviembre de 2015 en la zona Básica de Salud de Villalpando.

Alberto Castro ha destacado que “el nuevo sistema de receta electrónica mejora la asistencia prestada a los pacientes crónicos, evitando desplazamientos a los centros de salud y consultorios locales para recoger las recetas de los tratamientos de larga duración”. Además, el delegado territorial ha señalado que “la nueva modalidad de prescripción permitirá a los profesionales sanitarios disponer de más tiempo en su jornada laboral para la realización de labores asistenciales”.

La receta electrónica es un servicio puesto en marcha desde el Servicio de Salud de Castilla y León, junto con las oficinas de farmacia, que tiene como objetivo que los usuarios puedan disponer con mayor facilidad, accesibilidad y seguridad de los medicamentos y productos sanitarios que su médico les prescriba.

Este sistema permite dejar de utilizar la clásica receta en papel progresivamente, transmitiendo la información de los productos farmacéuticos a dispensar de manera telemática a las oficinas de farmacia, para que el usuario pueda retirar los medicamentos de la farmacia simplemente presentando su tarjeta sanitaria.
La implantación de la receta electrónica en el Área de Salud de Zamora, que se ha llevado a cabo de manera gradual, se inició hace siete meses en la Zona Básica de Salud de Villalpando, para continuar, en fechas sucesivas, en las zonas limítrofes a Villalpando. En el mes de marzo de 2016, la receta electrónica ya había llegado a las comarcas de Sayago, Sanabria y Benavente, mientras que en la zona de Aliste se instaló en el mes de abril. En los meses de mayo y junio, este servicio se ha instaurado en la capital.

Entre las principales ventajes del nuevo sistema, además de mejorar la asistencia prestada a los pacientes y permitir a los profesionales sanitarios disponer de más tiempo en jornada laboral, destaca que el farmacéutico recibe directamente los datos de la propia historia clínica del paciente, mejorando la seguridad en la prescripción y dispensación de productos farmacéuticos al eliminar transcripciones intermedias.

Igualmente, con la receta electrónica se aplica de forma inmediata el límite de aportación que tienen asignado los pensionistas y sus beneficiarios. Esto significa que cuando el paciente llegue al límite mensual de pago que le corresponda, ya no tendrá que pagar más dinero y no habrá que devolvérselo como sucede actualmente.

La excepción a la implantación de la receta electrónica está en los centros de salud con menos de 200 tarjetas sanitarias, donde las posibilidades técnicas impiden su implantación.

No hay comentarios

Dejar respuesta