La ‘marea naranja’ de GCE recorre Zamora

La inspección de trabajo determina que Chint y Microplus deberán hacer frente conjuntamente con GCE a las deudas de la empresa, al considerar que son grupo empresarial

Los trabajadores de la empresa General de Cuadros Eléctricos, GCE, han protagonizado este mediodía una nueva manifestación por las calles de Zamora para presionar al empresario, José Fernández, a que abone las cinco nóminas que debe a la plantilla, de 44 trabajadores, algunos de los cuales ya están logrando por vía judicial la extinción de su contrato laboral.

Según ha explicado esta mañana Álvaro López, uno de los trabajadores, la planta de producción de Villaralbo apenas tiene actividad estos días, desde que el grueso de la plantilla se declarara en huelga indefinida, y solo seis empleados permanecen en sus puestos por diversas circunstancias.

Precisamente hoy la inspección de trabajo determinaba que las otras empresas filiales de GCE, Chint y Microplus, constituyen grupo y, por tanto, deberán hacer frente conjuntamente a las deudas de la primera.

“Estamos hartos”, aseguran los trabajadores, que explican que no pueden hacer frente al pago de sus hipotecas y recibos debido al retraso en el pago de las nóminas, y se quejan de que los jugadores del equipo de fútbol de Villaralbo, que patrocina GCE, sí perciben sus honorarios.

No hay comentarios

Dejar respuesta