Clara San Damián: “Guarido es un radical disfrazado de moderado”

Para San Damián, el primer año de mandato de Guarido ha estado marcado por "el rencor, la arrogancia y la soberbia

Los concejales del grupo Popular en el Ayuntamiento de Zamora han querido hacer hoy balance del primer año de la legislatura, una valoración que dista mucho de la satisfacción que transmitía ayer el alcalde, Francisco Guarido. “Parece que desde Bellido Dolfos nadie ha hecho tanto por Zamora”, iribuzaba la portavoz del PP, Clara San Damián.

Para San Damián, el primer año de mandato de Guarido ha estado marcado por “el rencor, la arrogancia y la soberbia. Guarido es un radical disfrazado de moderado”, ha sentenciado, y asegura que pecó de triunfalismo y de falta de humildad en sus valoraciones. Con quien sí se ha mostrado de acuerdo es con el teniente de alcalde, el socialista Antidio Fagúndez, quien ha reconocido que “no han conseguido que el ayuntamiento funcione mejor, eso sí resume este año de gestión”.

Para empezar, San Damián ha afeado a Guarido que se atribuya los 12 millones de superávit del pasado ejercicio -“ahí se pasó tres pueblos”-, y que no asuma su parte de responsabilidad en el asunto del edificio municipal. Para la portavoz popular, los grandes asuntos del ayuntamiento siguen sin resolverse, tales como los contratos de servicios caducados -“no hemos visto ni un solo pliego”-, el Banco de España y la deuda del agua de Roales. “La gente, en los corrillos, dice que este año ha pasado sin pena ni gloria, que la ciudad está más sucia, rodeada de maleza; las empresas de Zamora están cabreadas, porque trabajan menos que nunca para el Ayuntamiento”. Y es que, según los datos que maneja el PP, el 90% de los contratos menores han ido a parar a empresas foráneas.

Aunque reconoce que un año “no es mucho tiempo, sí es el suficiente para ver cuál es su estilo de trabajo, y hemos visto que este equipo de gobierno no tiene un modelo de ciudad”. Además, subraya que Guarido no ha cumplido su compromiso de otorgar las licencias urbanísticas en el plazo máximo de tres meses, y que  hay empresas que llevan esperando un año. También “ha faltado ambición en la política de turismo, que se ha limitado a un muppie, un plano y un folleto del románico”, y no hay planes de empleo, ni ayudas a los emprendedores. “No hay grandes proyectos, y lo que él prometió los deja a la financiación de otras administraciones”.

Finalmente, acusa al equipo de gobierno de falta de transparencia, y de trabajar “en la más absoluta oscuridad” a espaldas de la oposición, con “mínima participación” y con ademanes “sectarios, porque el alcalde de Zamora no está gobernando para todos los zamoranos”, como lo demuestra, según San Damián, detalles como el sofá, la bandera republicana y el recibimiento al embajador de Venezuela o de Cayo Lara, mientras se negaba la entrada de la patrona de Zamora al Ayuntamiento, y sin embargo acude a la romería de La Concha, signo de “incoherencia”.

También ha tenido palabras para el PSOE, de quien ha dicho “está fagocitado por IU y que ha vendido sus propias señas de identidad a cambio de una pequeña parcela de poder o de sacar el bastón de mando en alguna procesión”, y ha rechazado las críticas de Fagúndez sobre “ruptura interna del PP”, que Clara San Damián sí ubica en casa de los socialistas, de cuyas filas salieron dos concejales nada más celebrarse las elecciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta