Guarido hace balance: “Hemos devuelto la confianza en la política”

Antidio Fagúndez: "Desde el inicio hemos tenido desacuerdos, pero desde el PSOE siempre hemos trabajado con lealtad"

Cuando está a punto de cumplirse el primer año de gobierno de la coalición IU-PSOE con Francisco Guarido al frente del Ayuntamiento de Zamora, el primer edil hace balance de estos primeros 365 días que se cumplirán el próximo 13 de junio, y que serán los primeros de esta legislatura comandada por el único alcalde de IU en una capital de provincia en España.

Para Francisco Guarido, este primer año demuestra que el suyo es un “gobierno respetado por los ciudadanos”, tras el “intenso trabajo interno” que, asegura, “repercutirá en la vida cotidiana de los zamoranos a partir de este año”. “Hemos estado preparando la tierra para poder sembrar y recoger los frutos más adelante”. Y es que, según el alcalde, los lastres del pasado no han permitido que el trabajo desarrollado hasta la fecha hayan fructificado en resultados más lustrosos, principalmente debido al pago de la sentencia del edificio municipal, la indemnización por los aparcamientos subterráneos y sentencias por falta de revisión de precios en concesionarias.

“Desde el primer momento no hemos dejado de trabajar, ni un solo día”, asegura, “para poner al día la maquinaria en una dirección de izquierdas, e incluso simplemente para poner a rodar los engranajes de proyectos empantanados y contratos caducados”. De hecho, no duda en asegurar que “todo en este ayuntamiento era un completo desastre”. Un Ayuntamiento “parado desde hacía por lo menos cuatro años”, con todos los contratos caducados, ofertas de empleo sin ejecutar, la adjudicación de “prácticamente todos los contratos a través del procedimiento de menores o sin publicidad”, sin petición de fondos públicos e inversiones inexistentes.

En su balance, Guarido apunta a que ya se han licitado las piscinas, los contratos de la ORA y los aparcamientos están en su fase final; se han solicitado fondos europeos por más de 10 millones de euros y “se logrado un superávit de más de 12 millones “.

“Es un gobierno en minoría, pero con criterio propio y apoyo ciudadanos suficiente como para que no nos marquen la acción del gobierno desde la oposición”, subraya el alcalde, quien destaca la transparencia, la austeridad, el “laicismo con respeto” y la devolución de la confianza en la política como principios del nuevo gobierno, que “puede haberse equivocado pero la gente sabe que es un gobierno honrado”.

Asimismo, ha pedido disculpas por los fallos, “que también los tendremos”, y ha apostado por el diálogo permanente con los otros grupos, “aunque siempre pueda parecerles insuficiente”.

Antidio Fagúndez: “Desde el inicio hemos tenido desacuerdos, pero desde el PSOE siempre hemos trabajado con lealtad. No hay que tener miedo al desacuerdo”

El otro socio de gobierno, el PSOE, también hace balance de este primer año en el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zamora. El primer teniente de alcalde, Antidio Fagúndez, no oculta que “desde el inicio hemos tenido desacuerdos, somos partidos diferentes, pero desde el PSOE siempre hemos trabajado con lealtad. No hay que tener miedo al desacuerdo”.

Admite, además, que el PSOE asumió “desde el primer momento el deseo de cambio de los ciudadanos”, aunque reconoce que esa decisión fue “comprometida” y que generó problemas.

Un año más tarde, se congratula del gran trabajo desarrollado por todos los concejales y todos los empleados municipales y, como autocrítica, asume que no han sido capaces de lograr que el Ayuntamiento funcione de forma ágil y eficaz, objetivo que se mantiene. “Aunque este Ayuntamiento esté gobernado por dos partidos, es el ayuntamiento de todos los ciudadanos, y creo que lo estamos logrando”.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta