El MMT Seguros cae con orgullo a las puertas del ascenso

'Los Guerreros de Viriato' dieron todo en la pista ante un partido muy igualado

Foto: Archivo

Al final no pudo ser. El MMT Seguros cae tras dos días de partidos intensos en los que se jugaba el ascenso a Liga Asobal frente a un apoteósico Bidasoa Irún. ‘Los Guerreros de Viriato’ han caído con orgullo y lucha, dejando el nivel de Zamora en lo más alto.

Con el apoyo de los aficionados desplazados a Irún y con la mochila cargada de miles de muestras de cariño y apoyo desde la capital del Duero, el MMT Seguros tenía esta tarde ante sus ojos su sueño, la Liga Asobal. Pero, ni el coraje, el esfuerzo, las ganas y la ilusión pudieron con ello ante un partido muy igualado entre ambos equipos.

El partido comenzó con nervios por las dos partes, pero con mucha ilusión. Sesenta minutos decisivos. En los primeros minutos el Bidasoa Irún tomó la delantera en el marcador, pero esto duraría poco, el conjunto pistacho daba todo sobre la pista y lograba rápidamente empatar el partido. Así, con un vaivén de goles e igualdad, transcurrieron los primeros minutos del play off de ascenso. Pero, el conjunto de García Valiente pronto empezó a acusar el cansancio, las exclusiones no ayudaban y eso fue aprovechado por el cuadro vasco. Aun así, con el paso de los minutos el MMT Seguros no se rendía y volvía a poner todo sobre la pista para recortar distancias, llegando al tiempo de asueto con tan solo un punto por debajo del Bidasoa (12-11). Un marcador que daba alas para llegar al cielo.

En el segundo tiempo ‘Los Viriatos’ salían renovados y con ganas de remontar el partido. Los primeros minutos tuvieron gran intensidad, los pistachos conseguían empatar el partido, todo volvía a empezar. La lucha estaba asegurada y los dos equipos tenían las mismas opciones del ascenso. El conjunto de García Valiente resistía, pero el gran bloque defensivo del Bidasoa Irún era impasable. Los vascos se adelantaban en el marcador con un (20-17) y los zamoranos lo tenían más complicado de cara a los últimos diez minutos de partido. El Balonmano Zamora lo intentó, pero no pudo conseguir empatar y sus ilusiones se vinieron abajo definitivamente cuando a falta de tan solo dos minutos, el Bidasoa Irún conseguía ampliar su ventaja a cuatro goles (23-19).

Con este resultado, lo demás ya estaba decidido, alegría entre la aficiona vasca y tristeza, pero reconocimiento y orgullos para el MMT Seguros que se ha dejado la piel en esta eliminatoria. Una eliminatoria perdida, pero con excelentes sensaciones al ver un equipo luchador, con garra y coraje que no se achanta ante las dificultades y que brilla en los partidos complicados.

No hay comentarios

Dejar respuesta