Una perra atropellada acaba en una jaula en Zamora Limpia

La Asociación Defensa Animal Zamora denuncia la actuación de los servicios públicos, que en vez de llevar al animal a un veterinario la depositaron en una jaula

En torno a las 23 horas de ayer, la Asociación Defensa Animal Zamora recibía un aviso en la que alertaban del atropello de una perra de raza podenco, que se hallaba agonizante y preñada en la carretera de Villalpando, a la altura del Banco de Alimentos de Zamora.

Inmediatamente miembros de la asociación acudieron al lugar y buscaron a la perra, pero no estaba de modo que sobre las 23:50 horas decidieron llamar a la Policía Local para preguntar por su paradero. “El agente que nos atendió al teléfono nos explicó que la había recogido Zamora Limpia y que la habían trasladado al veterinario municipal, a lo cuál nosotros le preguntamos, ¿a Esteban?, Esteban González es el veterinario municipal de Zamora y dudábamos mucho que estuviera atendiendo a una perra atropellada y, por otro lado, dónde. Cuando el agente se dio cuenta de que sabíamos quién es el veterinario municipal y que era imposible que esa explicación fuera creíble cambió de versión y dijo desconocer el paradero de la perra”, asegura DAZ.

Así pues, llamaron a la nave de Zamora Limpia para intentar localizar al encargado, sin éxito, por lo que decidieron ir en busca de un camión de recogida de basuras para poder contactar con el encargado o con alguien que supiera dónde estaba la perra. Les dicen que posiblemente esté en la nave y que vuelvan allí y que avisarán al encargado para que les abra. Tras una hora esperando a la puerta de la nave de Zamora Limpia nadie apareció, aunque finalmente lograron el teléfono del encargado, que les dice que la perra está en la perrera municipal, que él mismo la ha dejado allí. Los miembros de DAZ solicitaron que les abriera la perrera para llevarla a un veterinario, pero “se negó” con muy malos modos.
De nuevo llamaron a la Policía Local y les trasladaron toda la información. “Escuchamos a través del teléfono cómo la Policía le exige al encargado de Zamora Limpia que nos dé la perra para llevarla a urgencias veterinarias”, explican. El policía les informa de que a las 2 de la madrugada irá el encargado de Zamora Limpia a abrirles la nave de la empresa porque es donde está la perra y no en la perrera como les había dicho.

Finalmente, a las 2:10 horas llegó la Policía a la nave de Zamora Limpia y por fin les dejaron ver a la perra que estaba viva, pero en shock, “la tenían dentro de una jaula mugrienta en el suelo, allí tirada la perra sangraba por el ano y confirmamos que estaba preñada”.

Los miembros de DAZ hicieron varias fotografías “y el encargado se puso muy agresivo pretendiendo que borráramos las fotografías o no nos daba a la perra. Los policías fueron testigos de todo esto”.

Finalmente a las 2:30 horas trasladaron a la perra herida de urgencia a la clínica del veterinario de DAZ donde confirmaron la gravedad de su estado, el abdomen lleno de sangre y al menos tres cachorros muertos. En estos momentos los veterinarios continúan estabilizando a la perra para poder someterla a la intervención quirúrgica que precisa para averiguar la procedencia de la hemorragia.

No hay comentarios

Dejar respuesta