Relacionan el ataque de lobo sufrido en Robledo con un sabotaje

Carlos Sanz, el biólogo herido, se acercó a una loba preñada y fue atacado por el macho, de nombre Atila

La Junta de Castilla y León investiga el ataque de lobo sufrido en el Centro de Robledo por el biólogo y cuidador Carlos Sanz, que ya está dado de alta, y los responsables creen que puede haber relación directa con el sabotaje sufrido un día antes en las instalaciones que pudo producir un estado de estrés a los cánidos.

El delegado territorial, Alberto Castro, ha explicado que tanto Carlos Sanz, de 61 años, como la veterinaria del Centro, que también estaba presente en el momento del ataque del jueves, cumplieron con las medidas de seguridad establecidas.

Castro ha indicado en rueda de prensa que todo sucedió a las 11.20 cuando Sanz se acercó a una loba preñada y fue atacado por el macho, de nombre Atila.

Afortunadamente, Sanz pudo protegerse la zona del cuello con los brazos y, una vez logró zafarse del animal, fue atendido y luego trasladado a León, donde horas después recibió el alta médica, aunque deberá estar una semana de baja para curarse las heridas producidas en las extremidades y la cabeza.

Tanto Castro como los especialistas en Medio Ambiente han recordado que es la primera vez que se produce un ataque de lobo a humano, y cree que podría haber realización con el sabotaje sufrido en el Centro zamorano.

Así, han explicado que un día antes en una “zona ciega” de cámaras de seguridad, se cortó con una doble radial el doble vallado del recinto lo que “pudo haber causado estrés al lobo”.

Ante este hecho se van a aumentar las medidas de seguridad y se pedirá ayuda a la Guardia Civil.

Por el momento se desconoce quién o quiénes pueden estar detrás de estos hechos, aunque tampoco se descarta la actuación de ecologistas extremistas, a quienes se ha recordado que estos lobos que se encuentran en el centro no podrían vivir el liberad y no serían aceptados por su misma especie.

No hay comentarios

Dejar respuesta