Guarido deniega el salón de plenos para velar a La Concha

La Junta Directiva no está de acuerdo con esta decisión

La Junta Directiva de la Cofradía de Nuestra Señora de San Antolín o de la Concha comunicaba en las últimas horas a sus cofrades y a los zamoranos la modificación de forma extraordinaria de los cultos que en honor del Santísimo Sacramento y de Nuestra Señora de la Concha tienen lugar en torno a la solemnidad del Corpus Christi. Esta modificación se debe a la negativa del equipo de gobierno a prestar el Ayuntamiento al culto de la virgen.

Como bien informa la cofradía, tras las conversaciones llevadas a cabo en las últimas semanas entre el presidente, Florián Ferrero, y el alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, se ha trasmitido la negativa del equipo de gobierno del Ayuntamiento a que la imagen de la santísima Virgen de la Concha acceda al interior del edificio del Ayuntamiento la víspera y el día del Corpus Christi.

Ante esta situación, la junta directiva de la cofradía señalaba que “la negativa del equipo de gobierno del Ayuntamiento de no permitir el acceso de la Patrona al edificio consistorial, hace imposible cumplir con la costumbre y los estatutos de velar a la Virgen en el Ayuntamiento, pese a los intentos de alcanzar un acuerdo”.

A pesar de esta negativa, la cofradía mantiene los aspectos esenciales de la celebración: la procesión con la Virgen de la Concha seguirá recorriendo las calles de la ciudad, con un particular carácter de peregrinación jubilar, debido al Año de la Misericordia; haciendo estación en la S.I. Catedral, donde se rezarán las I vísperas de la solemnidad del Corpus Christi. A su regreso, se cantará la salve en la Plaza Mayor, donde los Gigantes y Cabezudos honrarán a la Patrona de Zamora, finalizando la procesión en la iglesia de San Vicente. Al día siguiente, la Virgen de la Concha presidirá el altar principal de la procesión del Corpus Christi, retornando la imagen a la parroquia tras la reserva del Santísimo.

“La Junta Directiva de nuestra cofradía no quiere que este hecho empañe la celebración del Corpus Christi, que con tanto esmero cuida el Cabildo de la S.I. Catedral y la hermandad del Santísimo Corpus Christi, instituciones que velan por una de las celebraciones más importantes del calendario litúrgico y en la que participan cientos de ciudadanos”, explicaban.

De igual forma, finalizan exponiendo que “queremos mostrar nuestro desacuerdo por esta decisión municipal, siendo la Vela en el Ayuntamiento un acto de especial arraigo entre los zamoranos. Con todo ello, esperamos que en el futuro se puedan mantener las vías de comunicación y colaboración que a día de hoy permanecen, a pesar de las diferencias existentes y de la modificación de esta costumbre arraigada en nuestra cofradía”, concluían.

No hay comentarios

Dejar respuesta