Dionisio Álvarez Noguera, un héroe anónimo de la Guardia Civil

El motorista fallecido en la A-62 era de Zamora, del barrio de San José Obrero

El agente de la Guardia Civil de Tráfico fallecido ayer arrollado por un vehículo en la A-62 a la altura de Tordesillas era natural de Zamora, concretamente del barrio de San José Obrero.

Se trata de Dionisio Álvarez Noguera, quien residía desde hace muchos años en Tordesillas, donde era muy querido y estaba plenamente intregrado en la vida social de la localidad.

Dionisio Álavarez Noguera tenía 55 años y es padre de cuatro hijos, dos de ellos guardias civiles de profesión, al igual que su padre.

Además, el agente era un deportista nato y practicaba el ciclismo y era uno de los impulsores del club de Atletismo de Tordesillas, donde también formaba parte del grupo teatral Paripé y de la cofradía de san Vicente.

La muerte le salió al paso ayer poco después de las 17.00 horas en la autovía, a la altura del Montico, cuando servía, por última vez, a los ciudadanos. El debe le llevó a escoltar en su moto, junto a otro compañero, a un camión averiado que circulaba a reducida velocidad, cuando un turismo lo alcanzó brutalmente, causando la muerte en el acto a Dionisio.

Tordesillas, Valladolid y Zamora se encuentran consternadas con lo ocurrido, y no han parado de rendirles pequeños y personales homenajes en persona y en las redes sociales. D.E.P.

No hay comentarios

Dejar respuesta