Los trabajadores GCE en huelga indefinida ante su impago de nóminas

Los trabajadores se quejan de que si se pague a los jugadores del equipo de fútbol y a otras dos empresas

Los trabajadores del GCE manifestados ante el impago de sus nóminas

Los trabajadores de GCE Villaralbo (General de Cuadros Eléctricos) vuelven a manifestarse frente a la sede de CCOO para exigir al propietario de la empresa el pago de los cinco meses atrasados que les debe y que solucione la “amarga y tensa” situación que están viviendo.

Los trabajadores de la empresa GCE afincada en Villaralbo, no se dan por vencidos y siguen manifestando y reclamando los sueldos que les debe la empresa. El delegado sindical de GCE, Juan Manuel Álvarez, ha explicado esta mañana los problemas económicos por los que la empresa pasa y a los que no se les da ninguna solución desde la directiva. Álvarez afirma que son ya seis años desde el momento que la empresa comenzó a ir mal debido a la crisis económica y a las malas gestiones que realizaba la directiva como las inversiones realizadas en el ámbito deportivo como el fútbol o fútbol sala, así como la construcción de dos nuevas empresas, que dirige el mismo empresario.

Ante ninguna nueva solución por parte de la empresa, los trabajadores vuelven a manifestarse, pero esta vez de forma indefinida, “son 44 los trabajadores a los que se nos deben cinco nóminas, de los cuales 38 han secundado la huelga indefinida”. Además, el delegado sindical añade que ya en marzo tuvieron una reunión de la que solo se ha cumplido lo acordado en el primer plazo, “del resto nada”.

Asimismo, los trabajadores no entienden que la empresa, que supuestamente no tiene dinero suficiente para pagarles las cuantías que les debe, realice inversiones “como la compra de seis máquinas de mecanización, de las cuales solo se usan dos, o la compra de una cabina de pintura”.

En este sentido, también se muestran indignados ante los cobros que reciben los jugadores de fútbol del GCE Villaralbo, “que incluso nos llega la información de que a veces cobran hasta antes del día 10” o el pago a los trabajadores de las otras dos empresas que el empresario y director de GCE tiene a su cargo.

Con toda esta indignación y con una situación cada vez más tensa, que no llega a encontrar solución, los trabajadores también piden a las instituciones que “tomen cartas en el asunto, ya que son conscientes de los impagos de la empresa a la seguridad Social, Hacienda y Caja Rural. Nosotros solo queremos que esto se solucione de la mejor forma posible”, concluían los delegados sindicales de GCE.

No hay comentarios

Dejar respuesta