Cinco niños saharauis buscan hogares en Zamora para el verano

La Asociación Zamora con el Sáhara reclama cinco familias dispuestas a acoger alguno de los menores durante dos meses

Recientes inundaciones en el Sáhara

La Asociación Zamora con el Sáhara ha apelado a la solidaridad de los zamoranos para conseguir cinco hogares en los que niños de los campos de refugiados saharauis puedan pasar el verano en la ciudad a través del programa Vacaciones en Paz.

La asociación ha indicado que necesita familias dispuestas a acoger durante dos meses a esos niños que de otra forma no podrían venir a España pese a que cuentan ya con la financiación necesaria para costear el viaje y poder así pasar el verano lejos de la zona del desierto en la que viven.

Si se consiguen familias de acogida, los menores evitarán tener que soportar en verano las temperaturas superiores a cincuenta grados que pueden alcanzarse en el desierto y contarán en su casa de vacaciones con comodidades de las que no pueden disfrutar en los campamentos de refugiados, como la electricidad o el suministro continuado de agua potable.

Además, pasar el verano en Zamora a través del programa Vacaciones en Paz les permitirá acceder a servicios sanitarios básicos y disponer durante dos meses de una alimentación correcta, con productos frescos.

Del mismo modo, la acogida permite a las familias zamoranas convivir con niños que habitualmente viven otras realidades y tienen otra cultura, con el enriquecimiento que ello supone.

La Asociación Zamora con el Sáhara es de Castilla y León la que más niños acoge a través del programa Vacaciones en Paz, con casi medio centenar cada verano de los cerca de 250 que llegan actualmente a Castilla y León.

Aún así, el número de niños acogidos se ha reducido a la mitad en esta Comunidad Autónoma en comparación con los años previos a la crisis económica, según ha detallado la presidente de la asociación zamorana y de la Unión de Asociaciones Amigas del Pueblo Saharaui de Castilla y León, Inés Prieto.

Durante los dos meses de estancia en Castilla y León, los niños saharauis celebran jornadas de convivencia y residen con sus familias de acogida, que costean su manutención, mientras que la asociación asume el coste del viaje desde los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia).

Parte del pueblo saharaui vive en ellos de forma provisional desde hace cuatro décadas tras la ocupación de su territorio por parte del Marruecos, a la espera de que se celebre el referéndum acordado por la ONU para que el pueblo saharaui decida sobre su autodeterminación.

No hay comentarios

Dejar respuesta