18 alumnos y docentes de Sevilla conocen el Consultivo

El edificio es un referente de la arquitectura contemporánea

La visita anterior de alumnos de Oporto

La sede del Consejo Consultivo de Castilla y León, institución propia de la comunidad con sede en Zamora, diseñado por el equipo del arquitecto Alberto Campo Baeza, sigue recibiendo visitas técnicas de docentes y estudiantes de arquitectura, lo que consolida al edificio como todo un referente de la arquitectura contemporánea.

El pasado viernes 18 alumnos y profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla conocieron al detalle las originales formas y espacios de un edificio que destaca especialmente por la luz. Es su luminosidad, el efecto de ‘caja de cristal’, lo que más sorprende a los visitantes, que, nuevamente, quisieron dejar como recuerdo de su estancia una fotografía en la azotea, con el privilegiado fondo de la Catedral zamorana. Arquitectura contemporánea singular en el corazón de la Zamora medieval, entre tanto románico, ese parece ser el secreto de todos cuantos acuden a descubrir la sede. Y ya se cuentan por cientos en apenas cuatro años desde su apertura.

El Consejo Consultivo ha concertado ya nuevas visitas de estudiantes y profesionales de la arquitectura, nacionales, europeos y asiáticos, que acudirán a la capital zamorana atraídos por la originalidad de este edificio, cuyo proyecto llevó el nombre de “Hortus conclusus”.

El Consejo Consultivo de Castilla y León inició su actividad en este edificio –su sede definitiva- en 2012. Desde entonces, en un afán de cercanía y de puertas abiertas permanentes, viene siendo objeto de visitas por parte de distintos colectivos, especialmente de estudiantes.

En 2015 fue visitado por un grupo de estudiantes de León, por alumnos de facultades de arquitectura de Milán y Valladolid y también por funcionarios del Defensor del Pueblo de Turquía. En lo que va de 2016, ya lo han podido conocer nuevos estudiantes leoneses de Secundaria y, más recientemente, otro grupo de estudiantes de arquitectura de Oporto.

El edificio del Consejo Consultivo, que también ejerce las funciones de Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León, es un referente por méritos propios ya que ha cosechado numerosos premios internacionales y nacionales de arquitectura.

El presidente Mario Amilivia, Francisco Ramos y José Ignacio Sobrini integran el Consejo Consultivo, que pasa por ser el de composición más reducida del país y proporcionalmente –en una Comunidad con 9 provincias- el de mayor carga de trabajo y competencias.

No hay comentarios

Dejar respuesta