El MMT pierde ‘gas’ de cara a la fase de ascenso (21-22)

El conjunto pistacho quiere mejorar para afrontar los difíciles partidos que le quedan

Un instante del partido del MMT Seguros

El MMT Seguros realizó un partido inestable, con bajones y errores a destacar, pero también hizo dos tramos muy buenos, con un juego espectacular. A pesar de la derrota, el conjunto pistacho no dejó el partido en ningún momento de lado y con fuerza, coraje y una afición de admirar seguirá en la lucha por mejorar de cara a la fase de ascenso para los que ya están clasificados (21-22).

Un duelo de necesidad, de obligación. El MMT Seguros se enfrentaba esta tarde en el Ángel Nieto al BM Nava en un partido en el que los dos rivales tenían un objetivo claro. En el caso del conjunto de García Valiente era el de mejorar de cara a la fase de ascenso y el del equipo rival era el de salir de los puestos de descenso. Por todo eso, el partido prometía con un Ángel Nieto repleto de público y una afición de diez.

El partido comenzó siendo raro para los dos. Los goles se hacían esperar y tardaron mucho en aparecer los primeros siendo escasos. El juego zamorano comenzó muy inestable, quizá por la presión que conllevaba el partido en la que ambos querían la victoria. Un MMT Seguros lleno de imprecisiones, errores en los lanzamientos, fallos, pero ante un rival que tampoco daba mucho de sí igualdad. Les costaba salir a los dos equipos, pero los segovianos comenzaron a hacerlo poniéndose por delante en el marcador y fue el momento en el que los zamoranos comenzaron a decaer mas si cabe (6-10). Ante esta amplia ventaja, García Valiente tuvo que pedir tiempo. Después, el conjunto pistacho empezó a recuperarse, pero no lograban acercarse a los segovianos que llegaron al descanso con una resultado muy favorable (7-12).

Tras el tiempo de asueto, el MMT Seguros cambió. Salió con las mejores sensaciones y cumplió en la cancha llegando a los últimos minutos con un ajustado (17-19). Ante ello, el agotamiento físico comenzó a palparse en el Ángel Nieto, ambos equipos comenzaron ha acusarlo, pero el que mejor supo gestionarlo fue el Nava que encontraba huecos y tiraba del partido. Por el contrario, la presión podía al conjunto pistacho que ante la ansiedad por marcar se precipitaban en sus pases y perdían el balón (18-22).

Ya a falta de cinco minutos, con una afición entregada y con unos jugadores que creían en la victoria, los de García Valiente comenzaron a “meter miedo” al Nava que no fue capaz de marcar un gol más. De esta forma, el conjunto pistacho tuvo oportunidades con unos minutos brillantes y las aprovechó, tanto que hasta tuvo la posibilidad de empatar, pero el portero rival, uno de los mejores del partido, realizó una gran parada que hizo imposible ese empate.

No hay comentarios

Dejar respuesta