“Con el Papa por Ucrania” campaña colectiva para ayudar al país

Este domingo en todas las parroquias se podrá colaborar en esta colectiva

Cartel anunciante de la colecta de este domingo para ayudar a Ucrania

Las parroquias y comunidades religiosas de la Diócesis de Zamora realizarán una colecta especial el domingo 24 de abril, siguiendo así la invitación que ha hecho el papa Francisco para que todos los católicos europeos ayuden económicamente a Ucrania. En España se ha articulado en torno a la campaña “Con el Papa por Ucrania”.

El vicario general de la Diócesis de Zamora, José Francisco Matías, ha enviado una misiva a las parroquias y comunidades de vida consagrada invitándolas a realizar una colecta especial a beneficio de Ucrania el próximo domingo 24 de abril, siguiendo así las indicaciones del papa Francisco, acogidas por el obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, que “insta a que en todas las parroquias de la Diócesis se sensibilice y promueva esta colecta”.

En efecto, el pasado 3 de abril, domingo de la Divina Misericordia, el pontífice aprovechó su alocución en el rezo del Regina coeli para pedir a toda la Iglesia católica en Europa una colecta destinada a Ucrania, aún en guerra civil. Con este motivo, la Conferencia Episcopal Española, junto a la Conferencia de Religiosos (CONFER), Manos Unidas, Cáritas Española y Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), han lanzado una campaña titulada “Con el Papa por Ucrania”.

Desde estos organismos de la Iglesia católica se recuerda que actualmente Ucrania continúa inmersa en una guerra civil en el este del país, en las provincias de Donetsk y Lugansk, con fuertes enfrentamientos en ciudades sitiadas por los ataques entre el ejército ucraniano y separatistas prorrusos. Este conflicto se inició en abril de 2014 y se acentuó a principios de 2015. Ha dado lugar a pérdidas de vidas humanas, graves sufrimientos e importantes desplazamientos de personas.

Situación de Ucrania y ayuda de la Iglesia

Las cifras del conflicto son muy significativas, ya que se habla de 10.000 personas muertas y más de 20.000 heridos. Además, hay 1,6 millones de desplazados internos y, en total, 3,7 millones de personas afectadas por el conflicto, que necesitan asistencia especial en sanidad y nutrición.

No sólo eso, sino que 1,1 millones de personas sufren inseguridad alimentaria y 2,9 millones no tienen acceso regular a agua potable. Medio millón de niños están en riesgo de sufrir polio y 140.000 niños sufren malnutrición.

En cuanto a la situación religiosa, “la Iglesia católica de Ucrania sufre grandes necesidades en cuanto a la formación de su clero, el sostenimiento de los agentes pastorales, la construcción de nuevos templos y la devolución de las propiedades expropiadas durante el comunismo. El conflicto armado ha hecho que varias diócesis o exarcados queden divididos, con templos y centros destruidos por los combates. El clero ha sufrido amenazas en las zonas de conflicto y al menos dos sacerdotes católicos han estado secuestrados”.

Según informan las entidades eclesiales responsables de esta campaña, los católicos españoles llevan mucho tiempo colaborando con Ucrania. Por un lado, Cáritas Española y Cáritas Ucrania comenzaron a colaborar en 2009 en diversas líneas y programas: infancia, discapacitados, migración y tráfico de personas, y acción humanitaria.

Manos Unidas no desarrolla proyectos de cooperación en Ucrania, pero ha puesto a disposición de la campaña todos sus medios. Por su parte, la CONFER colabora allí con el proyecto Dim Ditey (La Casa de los Niños), que se desarrolla en la Diócesis de Kiev Zhitomir como un centro extraescolar para niños de la calle.

En cuanto a AIN, desde esta fundación pontificia señalan que Ucrania ha sido durante décadas un lugar de atención prioritaria. En 2014 fue el país que recibió más ayuda de parte de la institución a nivel internacional y en 2015 se han destinado más de 6 millones de euros a más de 200 proyectos. Actualmente la ayuda se concentra en el sostenimiento pastoral, para ayudar a la Iglesia en su labor evangelizadora a la vez que ésta ofrece servicios sociales en todo el país.

Cuentas para ingresar los donativos

Según explica el vicario general de Zamora en su carta, tanto los donativos particulares como lo recaudado en las colectas de las parroquias y comunidades religiosas podrá ingresarse en los siguientes números de cuenta, señalando en el concepto cuál es la entidad que hace el ingreso, y especificando que se envía desde la Diócesis de Zamora:

ES82 0075 0001 8506 0900 0106 (Banco Popular)
ES27 0049 5814 4423 1632 0788 (Banco Santander)

No hay comentarios

Dejar respuesta