Guarido anuncia la multi expropiación de edificios de la avenida de la Feria

El Ayuntamiento invertirá 2 millones de euros para liberar, de una vez, el tramo de muralla

Uno de los edificios pendientes de expropiar en la avenida de la Feria

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento de la ciudad llevará a cabo este mismo año la expropiación múltiple de los edificios anejos al lienzo de muralla de la avenida de la Feria, así como de la unidad ‘Mesones’, junto a la Costanilla. Una operación en la que se emplearán dos millones de euros, procedentes del superávit de 2015, dentro de la partida destinada a inversiones sostenibles.

Guarido señala el punto hasta el que se pretende llegar con las expropiaciones, el número 37 de la avenida de la Feria
Guarido señala el punto hasta el que se pretende llegar con las expropiaciones, el número 37 de la avenida de la Feria

El objetivo es llevar a cabo un “proyecto vital para la ciudad”, que “hará historia en la ciudad”, según palabras del propio alcalde, y que tendrá un gran calado, pues supondrá la liberación de un tramo de muralla de gran atractivo para la ciudad. Las expropiaciones se llevarán a cabo desde el número 1 y hasta el 31 ó 37, “hasta donde llegue el dinero”. Así, estarían en el punto de mira los números 1, 3, 5, 7, 9, 17, 31 y 37 como mínimo.

Según ha recordado, las expropiaciones comenzaron en tiempos de Antonio Vázquez, financiadas por las cajas de ahorro y sus obras sociales, y en cuyos tramos se colocaron sucesivos monolitos conmemorativos. Ya entonces se forzó al Ayuntamiento, por vía judicial, a una expropiación, hecho que se repitió siendo Rosa Valdéon alcaldesa. “De una u otra manera las expropiaciones hay que hacerlas”, ha reconocido Guarido, por lo que cree que el actual planteamiento del Ayuntamiento es “la vía más rápida, contundente y la que da más esplendor a esa avenida, con incalculables beneficios para la ciudad y su promoción turística”.

Así, se llevarán a cambio expropiaciones “voluntarias, públicas y transparentes” y, sobre todo, “pacíficas”, en las que se utilizarán los criterios de expropiación utilizados en el informe de valoración de la Junta en el proceso del número 11 de la avenida de la Feria, donde los particulares forzaron la expropiación, un edificio que, por cierto, aún está en pie, debido a que en su interior viven inquilinos y cuya problemática habrá que resolver. Basándose en este informe, solo habrá que modificar el criterio de la antigüedad. “Fue un justiprecio muy aceptable, y entendemos que no será motivo de fricción”, ha destacado el alcalde, quien ha avanzado que no habrá regateo ni vis a vis, sino un ofrecimiento tasado. También ha explicado que si algún vecino no está dispuesto, no se le expropiará.

Personalmente ha contactado con la mayoría de los propietarios, si bien con una pequeña parte no ha sido posible mantener conversaciones por estar ilocalizables.

Guarido ha destacado la necesidad de actuar con rapidez y alcanzar acuerdos en el año en curso, mientras que los derribos podrían esperar hasta 2017. “O lo hacemos este año o habrá que esperar una década más”, ha advertido. En este sentido, ha hecho un llamamiento a la colaboración de dos entidades financieras: Caja España, propietaria de uno de los locales, ya cerrados, y Banco Popular, quien mantiene abierta una oficina bancaria en otro de los bajos, para que “colaboren con la ciudad”.

Los propietarios de los edificios ubicados a los pies de la muralla se encuentran en una situación incómoda, pues sus propiedades se encuentran fuera de ordenación, por lo que no pueden vender, ni acometer reformas estructurales, situación que el alcalde asegura no quiere aprovechar para lograr un mejor precio. También ha ofrecido a los propietarios que así lo deseen a obtener otro tipo de compensación “asumible por el Ayuntamiento” que no sea económica, como traslado de edificabilidad.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta