El caso de Agustín García, represaliado del Franquismo, expuesto al público

Mesa redonda organizada por la CGT para tratar la represión obrera

Los componentes de la mesa redonda de la CGT para exponer el tema de Agustín García Calvo

La CGT organiza sus II Jornadas Culturales en Zamora, bajo el título ‘Historia y movimiento obrero’, que en esta ocasión giran en torno a “la represión obrera durante la guerra civil y la posguerra”, una represión que según explica la organización se extendió por todos los ámbitos socio laborales de la sociedad española: campo, fábricas, universidad, etcétera.

En la tarde de ayer viernes, el Colegio Universitario acogía la primera mesa redonda para hablar sobre ‘La represión franquista a la disidencia sevillana: El caso de Agustín García Calvo’. Con esta actividad se quiso rendir un homenaje a todos los represaliados del franquismo y, en particular, al filósofo zamorano Agustín García Calvo, “una víctima más del represión sistemática que padecían aquellas personas que no eran adeptas al régimen franquista”.

Durante la jornada se contó con una exposición documental sobre los expedientes del Tribunal de Orden Público a Agustín García Calvo, procedente del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, y que mostraba una selección del contenido de los expedientes incoados al filósofo zamorano. Se trata de documentos completamente inéditos que dan muestra del acoso y hostigamiento al que fue sometido.

El fin de esta mesa redonda bajo el título ‘La represión franquista a la disidencia sevillana: El caso de Agustín García Calvo’ trató el paso de Agustín García Calvo por la ciudad de Sevilla entre el año 1959 y 1964. De como todo esto viene a resultar en unos hechos afortunados y desafortunados a un tiempo. Afortunados porque supuso para Sevilla la llegada de una inteligencia distinta a la que estaban acostumbrados y desafortunado porque lo que parecía inteligente finalmente terminó tocado. La universidad de aquellos años vino a resultar en un proceso inquisitorial que dio con Agustín García Calvo de nuevas a algo así como es destierro. Nuevamente condenado a volver a opositar por presiones académicas y universitarias en La Hispalense de Sevilla y que se vio abocado a volver a opositar en Madrid.

Mediante estas jornadas, los organizadores y colaboradores quieren dejarse oír acerca de estos modos de represión, “que aunque parece que se busca situar en un tiempo pasado son los mismos que el régimen del dinero ha venido a poner en marcha de forma sutil y conforme”, argumentaban.

No hay comentarios

Dejar respuesta