Luciano Huerga reclama interés nacional para el Toro Enmaromado

El alcalde de Benavente, Luciano Huerga, concede el astado 'Niñonazo' para las próximas fiestas

Benavente se ha convertido hoy en un hervidero donde miles de personas se han congregado en la Plaza Mayor en la tradicional petición del Toro Enmaromado, acto central de las multitudinarias fiestas de La Veguilla, un anticipio de las fiestas del Toro Enmaromado.

Bajo un cielo plomizo que, sin embargo, ha respetado la petición, el alcalde de la ciudad, Luciano Huerga, ha anticipado a sus vecinos que el Ayuntamiento pedirá la declaración de la fiesta de Interés Turístico Nacional. “No nos merecemos menos”, ha dicho ante los miles de asistentes, quienes han aplaudido el anuncio del regidor socialista. La lluvia, no obstante, no ha permitido la salida de la procesión de la Veguilla desde el templo de Santa María, que hubo de ser suspendida.

Ante la petición al unísono al grito de ‘¡Toro, toro, toro…!’, Huerga ha concedido a la ciudad su toro, de nombre ‘Niñonazo’, de la ganadería de Samuel Flores.

Como ya es tradición, el alcalde ha concedido el toro a los benaventanos en el balcón del Ayuntamiento, acompañado de la corporación municipal y de la reina de las fiestas. También han acudido la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín; el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro; el subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García; así como los alcaldes de Toro, Tomás del Bien, el de Puebla de Sanabria, José Fernández Blanco y de alcaldes de municipios cercanos, a los que Huerga ha agradecido su presencia ante la animada multitud, gran parte de los cuales ha acudido ataviada con camisetas de las peñas que durante estos días inundan y animan la ciudad. Las fiestas de La Veguilla, que se celebran desde el viernes, incluyen en su programa un amplio abanico de actividades musicales, deportivas y de ocio, tales como verbenas, actuaciones infantiles y la coronación de la Reina y Damas de las fiestas.

Con la concesión del astado, se cumple un año más la tradición, y muy pronto el toro, atado a una maroma, recorrerá las calles de Benavente en la víspera del Corpus.

No hay comentarios

Dejar respuesta