El Ayuntamiento recibe a la familia de Conny Andersson, el amigo sueco de Baltasar Lobo que luchó en la Guerra

Visitarán el museo de Baltasar Lobo para conocer la obra del escultor zamorano, amigo personal del brigadista

Parte del equipo de gobierno con los más de veinte visitantes

Los descendientes del brigadista han recibido una bandera de la República como símbolo y señal de lo que su descendiente defendió en el país. Posteriormente, los más de veinte visitantes han acudido al Museo de Baltasar lobo para conocerlo en profundidad.

Los familiares y descendientes del brigadista internacional sueco, Conny Andersson, han viajado esta mañana a la capital para visitar el museo de Baltasar Lobo y conocer de cerca la obra del escultor zamorano, que fue muy activo en el campo de la memoria republicana, de la justicia social y amigo personal del brigadista.

Es la primera vez que llega a España una delegación tan numerosa de familiares de un brigadista, integrada por 31 personas, y también la primera vez que se produce una visita de estas características para conocer la figura y la obra de Baltasar Lobo, por lo que la ciudad les ha acogido con el calor y el respeto que se merecen. El alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, acompañado de parte de su equipo de gobierno les ha recibido en la Casa Consistorial para darles la bienvenida y obsequiarles con planos, mapas y un folleto del Museo de Baltasar Lobo. Posteriormente visitarán dicho museo y el Castillo. Además, recorrerán la ciudad y sus calles para disfrutar de este ambiente español tan diferente al suyo.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido ha destacado que la ciudad y en especial el Ayuntamiento tiene una deuda con Baltasar Lobo. “El Museo de Baltasar Lobo está situado junto a la Catedral, al final del caso antiguo, pero ese museo se merece más. Por ello, Guarido ha indicado a los presentes que el presupuesto ya está aprobado y ya ha salido a licitación, para que el Museo ocupe un lugar más céntrico, el antiguo Ayuntamiento Viejo”, destacaba.

Por su parte, el concejal Miguel Ángel Viñas se ha mostrado orgulloso ante la visita de personas que tienen relación con esa gran persona que luchó por la libertad. “Somos los herederos de su lucha”, añadía.

Para finalizar el acto, el Ayuntamiento ha querido obsequiar a los visitantes y descendientes del brigadista con una bandera de la República como muestra de los intereses por los que su descendiente luchó en España.

El viaje ha sido organizado por la hija del brigadista, Britten, que habla perfectamente español y ha querido traer a sus hijos, nietos y otros familiares para conocer los lugares que fueron tan significativos para su antepasado como brigadista internacional en España. En esta expedición cuentan también con la colaboración de la Asociación para la Memoria Histórica y en su viaje a Zamora estarán acompañados por la sobrina del escultor zamorano, que reside en Madrid.

No hay comentarios

Dejar respuesta