La lluvia no permite desfilar a la Virgen de La Soledad

La Virgen de La Soledad acorta su recorrido, pero aún así y bajo plásticos, tuvo que volver a San Juan

Las previsiones meteorológicas se cumplían. La amenaza de lluvia que había para la hora de la procesión de la Virgen de La Soledad se hizo realidad. La procesión tuvo que acortar su trayecto debido a la fuerte lluvia y la Virgen de La Soledad volvía bajo plásticos a la iglesia de San Juan con poca compañía a su alrededor.

Oscuridad, riguroso luto, dolor, desconsuelo y lágrimas. Así se presentaba el hermoso rostro de La Virgen de La Soledad en el día de hoy en la Iglesia de San Juan. Miles de mujeres estaban preparadas en la tarde noche del Sábado Santo para acompañar a la Virgen de La Soledad, una de las devociones más queridas de la ciudad, con velas encendidas mientras la ciudad se echaba a las calles impaciente para ver su humilde y digno luto a su paso.

Eran las ocho de la tarde, el cielo amenazaba lluvia tras una tarde inestable en la capital. La Cofradía de Jesús Nazareno (Vulgo Congregación) estaba a la espera de la decisión, ¿salía o no la procesión?. Sus previsiones decían que la lluvia no aparecería en una hora y media. Pasadas las ocho y media de la tarde se decidió que sí. La Virgen de la Soledad haría su recorrido bajo un leve chispeo. Pero ese pequeño chispeo se convirtió a los pocos minutos en una fuerte e intensa lluvia que hizo a la comitiva tomar la decisión de atajar por la calle Benavente, acortando así su recorrido, con una Virgen sin corona tapada con un plástico.

El hermoso y doloroso rostro de la Virgen se observaba a través de los plásticos, pero era en Santiago el Burgo donde la comitiva decidía volver al templo de salida ante el no cese de la lluvia. Con un gran paso bajo la intensa lluvia, la Virgen de La Soledad entraba de nuevo en San Juan sin la Banda de la cofradía y sin apenas damas a su alrededor que la acompañaran. Tan solo una decenas de ellas entonaban en la entrada de la iglesia la tradicional y emotiva Salve.

Video y galería de fotos de Enrique Conde

No hay comentarios

Dejar respuesta