59 estudiantes de arquitectura de Oporto admiran el Consultivo

Nueva visita a la sede proyectada por el arquitecto español Alberto Campo Baeza,

La visita anterior de alumnos de Oporto

Un grupo de 59 alumnos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Oporto recorrió hoy las instalaciones del Consejo Consultivo de Castilla y León, en el marco de una visita a la sede institucional radicada en Zamora y concertada con anterioridad.

Nueva visita a la sede proyectada por el arquitecto español Alberto Campo Baeza, que el pasado mes de noviembre cosechaba otro premio internacional, el  International Architectura Award Grand Prize –promovido por el Grupo BigMat- al resultar el mejor valorado entre los 750 proyectos que se presentaron debido a su original diseño y al saber combinar su contemporaneidad con un entendimiento respetuoso con la arquitectura existente en el casco antiguo zamorano, a escasos metros de la Catedral.
Los alumnos portugueses recorrieron el salón de actos, la terraza, así como otras dependencias de la sede del superior órgano consultivo de la Comunidad Autónoma, y pudieron conocer los restos arqueológicos depositados en el sótano, así como la exposición “En busca del tiempo perdido: Arqueología e historia en la ciudad de Zamora”, instalada en el exterior del edificio. Una muestra que a lo largo de este año conocerá su tercera fase con la instalación de vitrinas con distintas piezas en el vestíbulo, gracias al convenio suscrito con la Consejería de Cultura y Turismo.

No es el primer grupo de estudiantes portugueses que ha recalado en Zamora para visitar el Consejo Consultivo. Medio centenar de alumnos de la Escola Superior Artística de Oporto recorrieron la sede hace dos años. Desde su apertura en 2012, lo han visitado también grupos de estudiantes de Italia y Alemania, además de las visitas giradas periódicamente por estudiantes de arquitectura de la Universidad de Valladolid.

También hace un par de años, la sede proyectada por Campo Baeza obtuvo el Premio al mejor Proyecto de Arquitectura 2014, en el marco de los Premios Saint Gobain Cristalería-Citav de ‘Arquitectura en Vidrio’.

Estos reconocimientos (incluido el Premio de la XII Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo, el Premio Internacional de Arquitectura en Piedra o el hecho de haber sido finalista del prestigioso Premio Mies Van der Rohe) hacen de la sede de la institución propia  todo un referente arquitectónico nacional, especialmente en Castilla y León.

Un edificio, destinado a la función de control externo de las administraciones de Castilla y León, que desde el primer momento ha tenido un carácter abierto a la sociedad, especialmente a la castellano y leonesa, y zamorana en particular, tal y como siempre ha mantenido el presidente de la institución, Mario Amilivia, y que volvía a recalcar el pasado jueves con ocasión de la aprobación de la Memoria 2015 de la institución.

No hay comentarios

Dejar respuesta