‘La Borriquita’ luce bajo el sol y las palmas del Domingo de Ramos

La Real Cofradía de Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén ha lucido su obra con todo el resplandor del día

Imagen de La Borriquita a su paso por la Plaza Mayor

Ante la amenaza prevista de lluvia y el temor a que no saliese la procesión, el cielo se abrió durante la tarde del Domingo de Ramos para lucir su mejor versión. Un día lleno de color, luminosidad y sonrisas de los más pequeños que hicieron que la ciudad se agolpara en las aceras para disfrutar a su paso de ‘La Borriquita’.

En un Domingo de Ramos espléndido y luminoso en Zamora, La Borriquita y sus cofrades, así como los niños pudieron lucir sus palmas y túnicas desde el momento en el que la obra de Florentino Trapero salió por la puerta del Museo de Semana Santa. Un recorrido procesional plagado de niños con sus palmas que, acompañados por sus familiares, vivieron uno de los momentos más emblemáticos de la Pasión. Una tradición para los pequeños ver ese momento de entrada triunfal de Jesús de Nazaret en Jerusalén.

Con un día agradable y querido por todos para lo que queda de Semana Santa, la comitiva se puso en marcha pasadas las cinco y media de la tarde. Los niños y los mayores fueron incorporándose al recorrido desde Santa María la Nueva para armar una fila interminable, que contaba también con la presencia de los cofrades ataviados con túnica de raso blanco y caperuz color púrpura.

Junto a todos ellos, realizaron un recorrido amenizado en todo momento por la diversión de los zamoranos ante la entrada en Jerusalén de Jesús. A pesar, de tener que acelerar un poco el paso en el tramo final del trayecto por los inminentes nubarrones que se iban formando en el cielo.

Galeria de fotos de Enrique Conde

No hay comentarios

Dejar respuesta