San Vitero se consolida como santuario del burro

La Diputación Provincial ha pagado el precio más alto por una burra: se llama 'Perla' y se ha entregado por valor de 1.520 euros

La localidad alistana de San Vitero acoge un año más la tradicional exposición y subasta de buches de la raza asnal Zamorano Leonesa que se celebra en su 18ª edición en el recinto ferial. Una jornada que cuenta con unos setenta participantes y que está incluida en el calendario de ganado selecto del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

Desde primera hora de la jornada han sido cientos las personas que se han desplazado hasta allí para disfrutar de esta jornada ya declarada un referente anual en la provincia, organizada por Aszal y la Diputación Provincial de Zamora. Con la valoración morfológica de los animales del Concurso Nacional de la Raza, el concurso de habilidades de burro en ramaleo, que ha contado con la participación de una docena de animales que discurrían por un itinerario de unos 3 kilómetros y sorteaban dificultades a su paso y la demostración de doma de asnos se llegaba al epicentro de la jornada. El momento más esperado, más jugoso y más escéptico de la jornada, la Gran Subasta.

En ella, se subastaban dos buchas hembra con un precio de salida de 1.000 euros y un buche macho por 500 euros. La primera burra llamada ‘Perla’ ha sido adjudicada por valor de 1.520 euros ha la Diputación Provincial de Zamora. La encargada de pujar por ella ha sido la presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo. La procedencia de la burra es de Gallegos del Pan, propiedad de Demetrio Fernández Carbajo.

La segunda burra de nombre ‘Picareta’ ha sido subastada por un valor de 1.010 euros cuya procedencia la tiene en la localidad Dómez de Alba y su propietario era Marcelino Sánchez Pascual. Por último, el buche macho llamado ‘Zeus’ ha sido subastado por 510 euros con su procedencia en la localidad vallisoletana de San Pedro de Latarce, propiedad de Rubén González Pérez.

Con la actividad más llamativa de la jornada de San Vitero y la subasta ya realizada, ahora se dará paso a las actividades de la tarde que cuentan con la novedad de la ruta de senderismo de burros engalanados y la merienda de San Vitero a San Juan de Rebollar.

En la valoración morfológica, han resultado ganadores los siguientes ejemplares: mejor burra adulta, de nombre Esperanza, propiedad de Manuel Antón Pérez; mejor burra con rastra, Bombi, del mismo propietario y finalmente, el mejor ejemplar de la exposición ha sido Campero.

No hay comentarios

Dejar respuesta