La Subdelegación refuerza el dispositivo de seguridad para Semana Santa

El subdelegado Jerónimo García Bermejo recibió a la Fave

Reunión del subdelegado con la FAVE

La Subdelegación del Gobierno en Zamora ha reforzado el dispositivo especial de seguridad para Semana Santa, en plena ejecución desde el próximo Viernes de Dolores para toda la provincia, y que adquirirá especial intensidad durante las jornadas del Jueves y Viernes Santos, con medidas específicas para la capital. Este reforzamiento implica la asignación de servicios de calle a todos los agentes disponibles de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. Así se lo ha comunicado el subdelegado Jerónimo García Bermejo al presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Fave, Artemio Pérez, en la reunión celebrada esta mañana, con participación de otros representantes vecinales, y de responsables de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

El subdelegado del Gobierno en Zamora ha tomado la iniciativa de informar a la Federación de Asociaciones de Vecinos de la capital de algunas de las medidas sobre las que pivotará la seguridad ciudadana durante las fechas especiales de la celebración de la Pasión, de aplicación a partir del próximo Viernes de Dolores, día 18, de la misma forma que el pasado lunes se reunió con la Junta Pro Semana Santa para ofrecerle toda la colaboración para garantizar la normalidad y la tranquilidad durante los desfiles procesionales y eventos adyacentes. En los próximos días, el subdelegado del Gobierno se reunirá con representantes del comercio y de la hostelería.

Seguridad desde la prevención

En el encuentro de esta mañana, Jerónimo García Bermejo insistió en que la competencia propia del Gobierno –y por tanto de la Subdelegación- en materia de seguridad ciudadana se entiende, en sentido amplio, como la resolución de conflictos y la atención de los problemas de los ciudadanos, “que afrontamos y vamos a afrontar estos días –dijo- siempre desde la prevención, con la aplicación estricta de la legalidad y de planes y medidas como los del comercio seguro, vigilancia de zonas periféricas o áreas de mayor concentración de actividad ciudadana y económica”.

En relación con la inquietud de algunos colectivos y ciudadanos en general, el subdelegado del Gobierno recordó que la vigilancia y actuación en la venta y consumo de alcohol en la capital, así como la custodia y protección de espacios públicos, es una competencia exclusiva del Ayuntamiento de Zamora, regulada por una Ley de ámbito autonómico. “Esto no obsta –añadió García Bermejo- para que de facto exista un apoyo puntual y una amplia colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en todos los ámbitos. Y más, si cabe, en estas fechas. Que los ciudadanos tengan la certeza de que, además de trabajar en la prevención, ningún policía ni  guardia civil cerrará los ojos ante la comisión de cualquier tipo de infracción”.

Coordinación

En relación con el dispositivo especial de vigilancia ya en marcha para la Semana Santa, el subdelegado García Bermejo señaló que, como ocurre siempre en materia de seguridad, por razones obvias no se puede descender al detalle de estos planes públicamente, pero que son medidas que involucran a toda la sociedad zamorana.

En este sentido, subrayó que la coordinación entre administraciones para la seguridad en Semana Santa está regulada a través de la Junta Local de Seguridad que convoca el Ayuntamiento de Zamora. “Éste es el organismo colegiado cooperador que aprueba el Plan Especial de Emergencia para la Semana Santa de Zamora desde hace decenios, un plan que elabora el Ayuntamiento y que debe remitir a la Subdelegación del Gobierno, y que es el que organiza y coordina las acciones a desarrollar por ambas administraciones”, dijo.
Colaboración ciudadana

Además, el subdelegado del Gobierno manifestó que los ciudadanos tienen todo el derecho a exigir a los poderes públicos, pero también a colaborar con ellos por el bien común, y en más en cuestiones de seguridad.

Así, remarcó la importancia de la colaboración ciudadana, “que comienza con la actitud de cada persona, no dando facilidades a los delincuentes, ya que en un ambiente distendido y festivo como el que se respira durante estos días, nos olvidamos de las principales pautas de prevención, descuidando incluso la custodia de los bienes personales”. Y, por supuesto, insistió en el recurso que tienen todos los ciudadanos de llamar a la Policía o a la Guardia Civil en el caso de que se sospeche de la comisión de algún delito.

Por último, Jerónimo García Bermejo aludió a la gran concentración humana que se registra en esta celebración, de indudables repercusiones positivas en la economía de la ciudad y provincia, y en las que “la seguridad y el clima de tranquilidad que ofrecemos son valores turísticos muy importantes y un atractivo añadido para los visitantes. En nuestras manos está –concluyó- no empañar esta imagen de Zamora, justa y bien ganada, con rumores o declaraciones interesadas, porque en cuestión de seguridad tampoco es bueno tirar piedras contra el propio tejado”.

No hay comentarios

Dejar respuesta