La Virgen de Belén regresa remozada a la Catedral

Ha sido restaurada gracias a los fondos procedentes de la venta de entradas en la Catedral y el Museo Diocesano

La Virgen de Belén, completamente restaurada

La Virgen de Belén regresa a la Catedral tras someterse a un exhaustivo proceso de restauración que ha llevado cuatro meses y que ha sacado a la luz el policromado original de la talla, de gran belleza, que convierte a esta pieza en una obra de gran valor artístico. La imagen es ya conocida internacionalmente, pues viajó a la muestra de Las Edades del Hombre de Nueva York en 2002, y anteriormente estuvo en la primera cita de la muestra en Valladolid en 1988.

Según ha explicado el delegado diocesano de Patrimonio, Ángel Rivera de las Heras, y la restauradora Patricia Ganado, esta imagen genera gran devoción, por lo que a lo largo de los siglos de mano de aceites, e incluso piezas perdidas, como tres dedos del niño y dos de la Virgen, que ya han sido repuestos.

zamora virgen de belen catedral 2

La Virgen de Belén procede en su origen de la iglesia de San Marcos de Toro, tras cuyo derribo fue trasladada al convento de Santa Clara y, posteriormente fue vendida al archipreste de la Catedral de Zamora Bartolomé Chillón, quien donó a la Catedral la obra cuando falleció. Desde entonces, la seo zamorana ha sido el hogar de esta bella imagen, que representa a la Virgen y al Niño, una talla protobarroca que ha sido incluso objeto de estudios como el de Manuel Gómez Moreno, Navarro Talegón y Luis Vasallo Toranzo, quien atribuyó su autoría a Sebastián Ducete, uno de los maestros de la Escuela de Toro, y la fechó entre 1613 y 1615.

Como otras piezas, La Virgen de Belén ha sido restaurada gracias a los fondos obtenidos del precio de la entrada a la Catedral y al Museo Catedralicio, a donde será trasladada próximamente para deleite de fieles y público en general.

No hay comentarios

Dejar respuesta