Francisco Somoza pregona con sentimiento la Semana Santa de Zamora en Valladolid

El arquitecto dio un pregón cargado de emoción y acompañado de una proyección de acuarelas de Zamora

Un momento del pregón de Francisco Somoza en Valladolid

El arquitecto Francisco Somoza ofrece en Valladolid un pregón lleno se sentimiento y sus vivencias en la maravillosa Semana Santa de Zamora. Un pregón acompañado de palabras emotivas e imágenes que iban desgranando los momentos más emotivos de la Pasión zamorana.

En el día de ayer se celebró en la Casa de la Cultura Revilla, el Pregón de la Semana Santa de Zamora a cargo del arquitecto Francisco Somoza. Un acto que anualmente organiza la Casa de Zamora en Valladolid y que contó con la presencia de la Semana Santa de Zamora, como no podía ser de otra manera.

El Presidente de la Casa de Zamora en Valladolid, Amadeo Blanco, fue el encargado de abrir el acto realizando un saludo y agradecimiento a todos los asistentes por su participación en este emotivo pregón. Un pregón ofrecido por Francisco Somoza que en todo momento estuvo acompañado de una proyección de acuarelas de Zamora, imágenes del casco antiguo, de sus templos románicos, de las Semana Santa, de sus imágenes, de sus cofrades además, de los sonidos del bombardino de las Capas Pardas, la Hermandad de Penitencia.

En un abarrotado salón del Centro Cultural Revilla de Valladolid, el pregonero Francisco Somoza estuvo acompañado del pregonero de la Semana Santa de Zamora el Domingo de Ramos, Luis Felipe Delgado de Castro, y del encargado de realizar en esta ocasión el Juramento de la Cofradía del Silencio ante el Santísimo Cristo de las Injurias el próximo Miércoles Santo, Luis Jaramillo.

Entre los representantes institucionales se encontraban la Vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, el 1er Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Zamora, Antidio Fagúndez, el Presidente de la Junta Pro Semana Santa de Zamora, Antonio Martín Alén, el Director General de Comercio de la Junta de Castilla y León, Jesús Rodríguez y el Vicepresidente de la Diputación Provincial de Zamora, Aurelio Tomás.

En nombre de la ciudad, el 1er Teniente de Alcalde, Antidio Fagúndez felicitó a los organizadores del acto, la Casa de Zamora en Valladolid, y de manera especial al pregonero Francisco Somoza, de quien señaló “es una persona que lleva Zamora en el corazón y con su entusiasmo por Zamora va a todos los sitios del mundo. Es uno de nuestros grandes embajadores“, declaraba Fagúndez.

Algunos párrafos del Pregón de Francisco Somoza en Valladolid

“Quiero también pregonar a los que nos han dejado sus obras extraordinarias, a Sánchez de la Guerra, Mariano Benlliure, Justo Fernández, a Ramón Álvarez, Ramón Núñez Comendador, Florentino Trapero, Ricardo Segundo, Ramón Abrantes, Quintín de La Torre, José Luis Coomonte, Fernando Mayoral, Higinio Vázquez, a Antonio Pedrero, Hipólito Pérez Calvo a Ricardo Flecha, a Larry y Alito, y a todos aquellos de los que no sabemos su nombre, artistas, Imagineros y artesanos y sin los que nada sería igual.

Quiero que estas palabras sirvan de agradecimiento a la ciudad entera por ese esfuerzo indescriptible por mantener una tradición y por amarla, porque amando nuestras tradiciones demostramos nuestro amor por nuestra ciudad, por todo lo nuestro.

Gracias porque solo desde el respeto al pasado es posible construir el futuro.
Desde aquí os animo a defender no nuestro. Hay que estar siempre alerta para combatir el olvido.

Que el silencio profundo, reflexivo y necesario siempre, no se convierta nunca, que nadie lo confunda, con el indeseable silencio de la conformidad. Que la aceptación de nuestra realidad no sea igual a resignación. Que el silencio y el reconocimiento de nuestro carácter, sean los puntos de partida para lograr que nuestra sociedad sea más prospera y más justa. Para que todos seamos mejores.

Zamora, siempre, y en estos días más que nunca, es la ciudad de los cinco sentidos. Allí no se pasea, se va de un lado a otro de sorpresa en sorpresa. Viendo, escuchando, sintiendo, acariciando cada esquina con nuestras miradas, oliendo los aromas que evocan los recuerdos.

Es una ciudad tan especial que no es extraño que muchos no quieran cambiar nada, ni cambiarla por nada. Yo soy de los que por nada la cambiaría, pero sin embargo creo que, al menos, si deberíamos cambiar la forma de mirar y de mirarnos.

A todos les invito, en el nombre de la ciudad y de los Zamoranos a visitarla, a recorrerla en estos tiempos en lo que la ciudad es distinta. En esta época en la que comienza a despuntar la primavera y todo se transforma, aunque que digo Zamora es diferente cada día. Yo llevo viviendo en esta ciudad más de doce mil días y me sigue sorprendiendo a cada instante”.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta