Guarido ve crisis profunda en el PP por el varapalo del Constitucional

El alcalde de Zamora pide a la Junta que deslinde las competencias, en especial el mantenimiento de los colegios que cuesta al Ayuntamiento 2 millones de euros anuales

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, se ha pronunciado sobre la sentencia del Tribunal Constitucional que anula varios preceptos de la Ley de la reforma de la Administración Local porque invaden competencias autonómicas, si bien ha avalado buena parte de la citada reforma y la potestad del Ejecutivo para promover las fusiones de ayuntamientos y la reducción del mapa municipal.

“Veo una crisis profunda en el PP, que es recurrente en Castilla y León, PP contra PP”, ha dicho sobre una polémica norma, la Ley Montoro, que ha provocado “división incluso en el PP de Zamora”. Según Guarido, el propio presidente del PP provincial, Fernando Martínez-Maillo, “fue adalid de esta ley que ahora le echan abajo”.

Al margen de la valoración política, el alcalde zamorano considera que “puesto que en Castilla y León todo quedó como estaba, la Junta sí debiera deslindar algunas competencias”, especialmente la de educación y en concreto la referida al mantenimiento de los colegios, “con el que siempre está el problema entre la Junta y el Ayuntamiento de saber quién se hace cargo”.

Y es que el mantenimiento de los centros escolares cuesta dos millones de euros anuales a las arcas municipales “que no sabemos si lo tendría que pagar la Junta o el Ayuntamiento”.

No hay comentarios

Dejar respuesta